Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 80% de los pacientes con EPOC no obtiene ningún beneficio al usar ICS con tiotropio y beta-agonista de larga duración

Además, se establece la relación entre la eficacia de los ICS en EPOC con el nivel de eosinófilos en sangre. Así, sólo en aquellos pacientes con niveles plasmáticos superiores al cuatro por ciento, que representaban un 20 por ciento del total de la muestra, se produjo una reducción de la tasa de exacerbaciones al mantener el tratamiento con ICS.
El 80 por ciento de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) no obtiene ningún beneficio al usar ICS con tiotropio, registrado por Boehringer Ingelheim con el nombre de 'Spiriva', y beta-agonista de larga duración (LABA) a la hora de reducir el riesgo de exacerbaciones, según ha mostrado un análisis retrospectivo del estudio 'WISDOM', de 52 semanas de duración, publicado por la revista 'The Lancet Respiratory Medicine'.
Por tanto, el recuento de eosinófilos en sangre podría ser una herramienta práctica para ayudar a los médicos a identificar a la subpoblación de pacientes que podrían beneficiarse de la adición de ICS al tratamiento combinado de tiotropio (LAMA) más LABA.
"En el pasado había sido difícil determinar el subconjunto de pacientes que responden el tratamiento con ICS, pero estos nuevos resultados ayudarán a que los médicos puedan identificar con mayor certeza a los pacientes que podrían beneficiarse de esta terapia, contribuyendo a minimizar la exposición al riesgo de efectos secundarios asociados al uso a largo plazo de ICS", ha comentado el investigador del estudio y catedrático de Medicina Pulmonar y Rehabilitación en la Universidad de Liverpool (Reino Unido), Peter Calverley.
Y es que, las exacerbaciones tienen un gran impacto en la evolución del paciente con EPOC, provocando con frecuencia el ingreso hospitalario e incrementando su riesgo de muerte. Si bien las guías europeas 'GOLD' recomiendan el uso de tratamientos que incluyan ICS sólo en pacientes EPOC con deterioro de la función pulmonar grave o muy grave y/o alto riesgo de exacerbaciones se ha demostrado que, incluso dentro de esta población de pacientes graves, sólo un pequeño porcentaje de los casos obtiene beneficio.
"Estos resultados aportan nuevas evidencias que reavivan el debate actual sobre el uso apropiado de los ICS en el tratamiento de la EPOC; desde Boehringer Ingelheim consideramos fundamental poder identificar correctamente a los pacientes que más se benefician del tratamiento estándar, LAMA y LABA, sin necesidad de añadir también ICS, y evitando así los efectos adversos asociados", ha zanjado el director médico de Boehringer Ingelheim España, Holger Gellermann.