Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta un 30% de los pacientes candidatos a cirugía de catarata tiene más de 1,50 dioptrías de astigmatismo

Hasta un 30 por ciento de los pacientes candidatos a cirugía de catarata tiene más de 1,50 dioptrías de astigmatismo, según han asegurado diversos expertos en la jornada 'Nuevos paradigmas en la corrección del astigmatismo', organizada por Alcon.
"El objetivo de la jornada es abordar las últimas novedades en las técnicas quirúrgicas para la corrección del astigmatismo", ha explicado el director del curso de doctorado sobre córnea y cirugía refractiva en la Universitat Autónoma de Barcelona y jefe de la Unidad de Córnea y Cirugía en el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de Barcelona, José Luis Güell.
En concreto, durante el encuentro los especialistas han abordado los diversos tipos de cirugía: la intervención de pacientes con astigmatismo que se operan de cataratas, la cirugía en pacientes que se operan de cataratas y que previamente han sido sometidos a un trasplante de córnea; así como la intervención de pacientes jóvenes a los que implantándoles una lente intraocular se les corrige también el astigmatismo.
"Las lentes intraoculares son la solución que más precisión ofrece a los pacientes con astigmatismo", ha comentado el experto, para informar de que durante la jornada se han mostrado tanto las técnicas quirúrgicas como los nuevos instrumentos que permiten una mayor precisión y seguridad en las intervenciones, como el láser femtosegundo, que realiza algunos de los pasos más importantes en la cirugía de catarata.
Respecto a las nuevas tecnologías para la cirugía ocular, el oftalmólogo del Departamento de Córnea y Cirugía Refractiva del IMO, Daniel Elies, ha asegurado que ha sido uno de los ámbitos en el que han aparecido "más novedades", tanto en la mejora de las lentes intraoculares que permiten la corrección del astigmatismo, como en la aparición de equipos quirúrgicos que permiten al cirujano no sólo mejorar la medición, sino también el correcto cálculo y posicionamiento de la lente intraocular dentro del saco capsular del ojo.
En general, tal y como ha apostillado Güell, los pacientes de catarata desconocen la opción de corregir el astigmatismo durante la intervención, pero prefieren prescindir de las gafas y para ello, es imprescindible solucionar además de las cataratas, los defectos refractivos. "El mismo cirujano debe informar al paciente sobre la posibilidad de corregir sus defectos refractivos y prescindir así de gafas correctoras tras la intervención", ha zanjado.