Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pacientes eligen cada vez más la diálisis peritoneal porque están "mejor" informados

Los pacientes eligen cada vez más la diálisis peritoneal porque están "mejor" informados, según se ha puesto de manifiesto en la 'IX Reunión Nacional de Diálisis Peritoneal', en la que colabora Baxter, que se celebra estos días en Cáceres. De hecho, en el último año, el 16,5 por ciento de los nuevos pacientes iniciaron su tratamiento con esta modalidad en España.
"El que un paciente tenga la información adecuada para participar activamente en el proceso de toma de decisión sobre su tratamiento sustitutivo renal, va a permitirle un mayor autocuidado, mayor adherencia terapéutica y mayor compatibilidad con su vida personal y profesional", ha comentado la presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN), Alicia Gómez.
Asimismo, los resultados de un trabajo publicado en la revista 'PLOS ONE' en el que han participado 26 hospitales españoles evidencian que los pacientes renales que reciben información adecuada sobre los tratamientos disponibles optan por la diálisis peritoneal siete veces más que los no informados, lo que pone de manifiesto la importancia de hacer un esfuerzo en su educación e implicación en la elección del tratamiento.
Actualmente solo el 5,5 por ciento de los pacientes en tratamiento sustitutivo renal están tratados con esta modalidad domiciliaria. En este sentido, los expertos han recordado que la diálisis peritoneal permite a los pacientes realizar la terapia en su casa; ajustando el tratamiento a su modo de vida, mantiene durante más tiempo la función renal residual, lo que es una ventaja en los primeros años de tratamiento, les ofrece mayor libertad, independencia e intimidad y les permite un mejor tránsito hacia el trasplante renal.
Además, reduce los costes para el Sistema Nacional de Salud (SNS), tanto que el ahorro generado por el aumento del uso de la diálisis peritoneal en los últimos cuatro años se estima en 22 millones de euros, y es la opción que proporciona una "mayor supervivencia" inicial con un coste inferior a cualquier opción de hemodiálisis (14.000 euros menos cada año, de promedio).
EL "FUNDAMENTAL" PAPEL DE LA ENFERMERÍA
En este punto, los profesionales han subrayado el "fundamental" papel que juega la enfermería en el tratamiento con diálisis peritoneal. Y es que, una vez que el médico pauta el tratamiento, son estos profesionales los que profundizan en la formación del paciente, les enseñan la técnica y los cuidados y valoran el resto de necesidades como, por ejemplo, cómo afecta a su calidad de vida, cómo encaja la terapia en sus rutinas diarias y cómo asegurar la mayor adherencia posible.
"El paciente se siente más cómodo con la enfermería para poder solventar y profundizar en las dudas que se le puedan plantear a lo largo del proceso de educación. Esto se hace más patente aún en el caso de los pacientes que inician tratamiento sustitutivo renal no programado, en los que se debe trabajar más. El proceso de información debería ser idéntico al que se inicia en tratamiento sustitutivo renal de forma programada y realizarlo en cuanto sea posible por la situación clínica del paciente, bien en consulta o incluso en planta durante un ingreso si fuese necesario", ha analizado la experta.
Por ello, para mejorar la utilización de esta modalidad de tratamiento, la presidenta de SEDEN ha apostado por la existencia de consultas de enfermedad renal crónica avanzada y un proceso estructurado de educación y ayuda a la toma de decisión del paciente en todos los centros hospitalarios en los que exista el tratamiento sustitutivo renal.
Además, en el caso de los pacientes agudos, es "especialmente importante" que existan procedimientos en los hospitales que permitan su derivación al educador para que se les forme adecuadamente en las diferentes opciones de tratamiento sustitutivo renal.
"Muchos pacientes en diálisis peritoneal domiciliaria tienen la posibilidad de acceder a una mejor calidad de vida, con una mayor libertad e independencia (por ejemplo, viajar resulta menos complicado que con otros tratamientos) y con muchas menos complicaciones en su vida laboral y personal. Es necesario que cada paciente participe junto a su médico en la elección del tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades y estilo de vida", ha zanjado la directora de la Unidad de Renal de Baxter España, Helena Hernández.