Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de cada cuatro pacientes que ingresa en los hospitales europeos presenta desnutrición

La desnutrición afecta a uno de cada cuatro pacientes que ingresan en un hospital y puede afectar negativamente en su evolución durante el ingreso, ya que conlleva más complicaciones, fundamentalmente infecciosas, precisan un ingreso más prolongado y presentan una mayor mortalidad durante la estancia.
Así lo han destacado diferentes expertos en una jornada de actualización organizada con la colaboración de Baxter, recordando que al recibir el alta hospitalaria estos pacientes necesitan un mayor soporte social, dada la discapacidad que condiciona la desnutrición.
Ante esta situación, el objetivo es concienciar sobre la importancia de una correcta nutrición hospitalaria y actualizar los conocimientos a los profesionales nacionales en este respecto, en especial en pacientes con enfermedades neoplásicas, las respiratorias, las cardiovasculares o con complejidad clínica ya que "son los que presentan una mayor prevalencia", ha añadido Rosa Burgos, de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Universitario Vall d'Hebron de Barcelona.
La mayor parte de los estudios que relacionan la presencia de desnutrición y un mayor riesgo de complicaciones se basan en estudios retrospectivos o bien estudios observacionales prospectivos que ponen en evidencia cómo los pacientes que reciben un aporte energético-proteico más adecuado tienen un menor riesgo de complicaciones y de mortalidad".
La nutrición parenteral es una modalidad de soporte nutricional que se emplea fundamentalmente en aquellos pacientes en los que, debido a su situación clínica, no es posible administrar un soporte nutricional por vía digestiva o bien no es posible alcanzar sus requerimientos nutricionales.
Se utiliza con mayor frecuencia en el post-operatorio de cirugía mayor digestiva, en pacientes con íleo paralítico, hemorragia digestiva, obstrucción intestinal o perforación.
"Cuando no es posible alcanzar los requerimientos nutricionales del paciente por medio de la nutrición enteral durante 2-3 días, está indicado pautar la parenteral complementaria para prevenir el déficit nutricional, que tiene por sí mismo consecuencias adversas sobre la evolución del paciente", ha añadido Abelardo García de Lorenzo y Mateos, del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid.