Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras violar a su hija más de sesenta veces confesó: "Fue divertido mientras duró"

Esposadotelecinco.es

Los hechos se produjeron de 2013 a 2015 en Australia. Un padre divorciado violó a su hija en numerosas ocasiones y puso varios anuncios para que otros hombres también abusaran de ella. Ahora ha sido condenado por un tribunal a veintidós años y medio de cárcel. 

Un padre de 42 años ha sido condenado esta semana a 22 años y medio de prisión por violar repetidamente a su hija y dejar que otras personas abusaran de ella. Durante el juicio, el hombre ha admitido más de sesenta violaciones a su hija, entre 2013 y 2015. El tribunal ha podido oir cómo después de ser arrestado, el condenado le dijo a la policía que aunque lamentaba sus acciones "fue divertido mientras duró". 
La niña, que estaba viviendo con el padre después de que éste y su madre se separaran, tenía de 11 a 13 años cuando sucedieron los hechos. Como recoge la publicación The Independent, el padre promovió que otros siete hombres abusaran de la menor. Contactó con ellos después de poner varios anuncios. Mientras se producían dichos abusos, el hombre miraba y a veces también participaba. 
La niña también fue forzada a posar para fotos y vídeos pornográficos. Los abusos fueron descubiertos a raíz de un soplo, en abril de 2015. La policía sacó a la niña de la casa y después imputó al grupo de hombres con más de quinientos delitos.