Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres del niño obeso entregarán al menor si los psicólogos concluyen que "es beneficioso"

Los padres del niño ourensano de 9 años que padece obesidad han asegurado que dejarán que el menor ingrese "de manera inmediata" en un centro de protección si dos psicólogos independientes consideran que "es beneficioso". Pese a ello, los progenitores creen que el ingreso "va a ser tremendamente perjudicial" para el menor porque le causará, a su juicio, "traumas y perjuicios que pueden ser irreparables".
"Si los especialistas psicólogos concluyen que es beneficioso para nuestro hijo que ingrese en un centro de protección, sepa el fiscal que no tendremos inconveniente alguno en que se produzca de manera inmediata ", ha destacado el padre, Luis Montoya, en un comunicado. 
Montoya explica que defienden al menor "en pleno convencimiento" de que la entrega del niño y su ingreso en un centro de protección de menores "va a ser tremendamente perjudicial para él".
"Y si hemos decidido actuar en la forma en que lo venimos haciendo ha sido exclusivamente por esa causa que creemos totalmente justificada", ha destacado. "Lo único importante para nosotros son nuestros tres hijos y ahora especialmente, nuestro hijo mayor, actuando en el convencimiento de que estamos defendiendo los intereses del niño", ha agregado.
"Estamos seguros de que no nos equivocamos", sostiene Luis Montoya, por lo que quiere hacer llegar al Ministerio Fiscal que no tienen "inconveniente alguno" en que, de acuerdo con el fiscal, "el niño sea visto por dos psicólogos independientes, designados libremente por el Colegio Oficial de Psicólogos de Ourense".
Así, los padres pretenden que "dictaminen si el ingreso del niño en un centro de protección de menores es adecuado o si, por el contrario, dicha medida puede representar algún tipo de trauma o perjuicio".
"Grave riesgo para el niño"
El Juzgado de Familia de Ourense indicó el miércoles mediante un comunicado que la resolución dictada no se "tomó por estética, sino porque había un grave riesgo" para el menor, "en base a los informes pediátricos".
Según el Juzgado la decisión fue adoptada valorando de forma prioritaria "el propio interés del niño por encima del de los padres". EPF