Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres podrían ser encarcelados por publicar en la Red fotos de sus hijos

Los padres podrían ser encarcelados por publicar en la Red fotos de sus hijosREUTERS

Como establece la ley francesa orientada a la protección de la privacidad en Internet, los padres de este país podrían ser encarcelados por la publicación en las redes sociales de las fotos de sus hijos si estos decidiesen denunciarlo, siendo amparados por el precepto. De este modo, se enfrentarían a penas de cárcel de un año y a multas que van desde los 45.000€. La medida pretende proteger la intimidad y advertir de la necesidad de proteger la seguridad 'online' ante pedófilos y otros peligros.

La privacidad en la Red es una cuestión que preocupa tanto a usuarios como a organismos e instituciones. Sin embargo, lo que a priori muchas personas coinciden en considerar como un derecho que hay que preservar, otras veces se convierte, por descuido, desconocimiento, o incluso voluntariamente, en una cuestión que a menudo vulneramos.
En pleno apogeo de las redes sociales, la realidad es que no es tan complicado caer en el error y cometer algún desliz. De hecho, hay quienes incluso consideran que la privacidad en Internet, como tal, es simplemente inalcanzable.
Sea como sea, Francia se ha convertido en noticia internacional después de que las autoridades adviertan a los padres que deberían dejar de publicar fotos de su hijos en la red, dado que según estiman, éstos podrían hacer uso de la ley y denunciarles en el futuro por haber vulnerado su privacidad o por poner en peligro su seguridad.
Según establece la legislación francesa, podrían enfrentarse por ello a penas que van desde un año de prisión hasta multas que rondarían los 45.000 euros si son declarados culpables, puesto que el precepto implicado en este ámbito se aplica sobre aquellos que revelan detalles íntimos relativos a la vida privada independientemente de si éstos son sobre sus hijos.
Como consecuencia, la medida continúa generando mucha polémica y ha llevado a discutir aspectos como la necesidad de que los padres protejan la seguridad 'online' de sus hijos así como la repercusión que puede tener en ellos ver fotos, recientes o antiguas, publicadas sin permiso y expuestas públicamente.
"A menudo criticamos a los adolescentes por su comportamiento online, pero los padres no somos mejores. En ciertas etapas, los niños no desean ser fotografiados y mucho menos que las fotos se hagan públicas", explica Eric Delcroix, un experto en Ley y Ética en Internet, en declaraciones recogidas por Telegraph.
Más allá, las autoridades han querido poner de relieve el incremento de las advertencias que han difundido en las últimas semanas por el peligro de los pedófilos, que han centrado su atención en las fotos de familia que son publicadas online.
Por eso, afirman, muchos padres han sido ya obligados a retirar ciertas imágenes de sus bebés o sus hijos de las redes sociales.