Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La montaña palentina esconde un "gran potencial" para escaladores con más de 500 vías de escalada para todos los gustos

La Montaña Palentina esconde "un gran potencial" para los escaladores con más de 500 vías de escalada (itinerarios), tanto para la práctica deportiva como de montaña, en una zona "espectacular" dominada por las formaciones rocosas y donde el Espigüete y el Curavacas se alzan cual colosos.
El palentino David Villegas es el autor de la guía 'Escalar Palencia', promovida por la Diputación Provincial, y en la que ha recopilado y actualizado toda la información sobre la escalada en la Montaña Palentina con el objetivo de impulsar este deporte pero también de promocionar una zona privilegiada con multitud de posibilidades de ocio activo y turismo cultural, natural y gastronómico.
Villegas ha explicado que la Montaña Palentina es desconocida para muchos amantes de la escalada, pero esta guía "ayudará a dar a conocer una zona con un gran potencial" y que está menos "explotada" que otros lugares donde se practica este deporte de riesgo y que ofrece itinerarios "muy atractivos con un punto de aventura" como los que se encuentran en la zona de Cardaño o El tejo.
Otro de los potenciales de la Montaña Palentina "es la variedad" de itinerarios que existen "para todos los gustos" ya que hay zonas para la escalada clásica como el pico del Espigüete, El Tejo o las Agujas de Cardaño o las Agujas de Cardaño, donde el escalador podrá disfrutar de la belleza del paisaje, la soledad y el silencio.
Además, este espacio natural dispone de zonas de escalada deportiva en las que poder demostrar la habilidad del mundo vertical como son San Miguel y La Cruz, en Guardo; el entorno del embalse de Camporredondo o La Hoz, en Cervera de Pisuerga; así como rocódromos como los que se encuentran en Barruelo, Guardo o Cervera.
Pero además, la práctica deportiva de la escalada en sus distinas modalidades se completa con las actividades turísticas que ofrece la Montaña Palentia, como es la ruta de los pueblos perdidos al este de los embalses de Compuerto y Camporredondo; la Villa Romana de La Olmeda; la Tejeda de Tosande, tejos milenarios de 5 y 6 metros de altura en Cervera de Pisuerga; el circuito de orientación de Mudá o la reserva del bisonte de Aguilar.
Los pueblos mineros en la comarca de Santullán, la senda del escultor 'Ursi' en Villabellaco, las formaciones kársticas y laberintos rocosos de Las Tuerces, la cueva de Los Franceses o lo que es una seña de identidad de esta provincia, el Románico, hacen que la Montaña Palentina ofrezca una "amalgama" de alternativas como la práctica de la escalada "en un lugar con encanto", donde "el valor del silencio, la soledad y la belleza de estas montañas" son tres ingredientes "energizantes", cómo ha reconocido el escalador David Villegas.
Este palentino, amante de su tierra, recomienda descubrir "el gran potencial" de la Montaña Palentina pero igualmente, al ser la escalada una actividad de riesgo, recomienda que los principiantes en este deporte contraten "guías de escalada o montaña" para disfrutar de esta actividad "con una buena base".
Toda la información sobre la Montaña Palentina e incluso la guía se pueden consultar en la página web de la Diputación de Palencia (www.dip-palencia.es)