Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El papa viajará al Reino Unido del 16 al 19 de septiembre

El papa Benedicto XVI saluda a los fieles mientras celebra una misa delante de las reliquias del papa San Celestino V durante una visita pastoral a Sulmona, en Italia central, este domingo. EFEtelecinco.es
El Vaticano anunció hoy oficialmente que el papa Benedicto XVI viajará al Reino Unido del 16 al 19 de septiembre próximo, una visita que se produce tras la decisión del Vaticano de acoger a los anglicanos que deseen volver al redil de Roma, que ha sido criticada por numerosos anglicanos.
Benedicto XVI, según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, se reunirá con la reina Isabel II en el palacio real de Holyroodhouse, en Edimburgo, y presidirá una misa en el parque Bellahouston Park, de Glasgow, ambas ceremonias en Escocia.
El Pontífice se reunirá con el mundo político, cultural y empresarial en Westminster Hall (Londres) y participará en una celebración ecuménica en la Abadía de Westminster.
También oficiará una misa en la catedral de Westminster y presidirá una vigilia de plegarias en Hyde Park, de Londres.
Benedicto XVI presidirá la beatificación del cardenal John Henry Newman, en el Cofton Park, de Birmingham.
Newman (1801-1890) es el fundador de los Oratorios de San Felipe Neri en Inglaterra (Gran Bretaña). Fue capellán de la Universidad de Oxford y se convirtió del anglicanismo al catolicismo.
El purpurado está considerado uno de los "padres espirituales" del Concilio Vaticano II.
En el 2001, el papa Juan Pablo II, antecesor del actual Pontífice, eligió para las meditaciones del Vía Crucis del Viernes Santo un texto de Newman.
El 20 de octubre de 2009 el Papa aprobó una Constitución Apostólica (norma de máximo rango) para acoger a los tradicionalistas anglicanos contrarios a las medidas aperturistas de la Comunión Anglicana, como la ordenación de mujeres y de homosexuales como obispos, estimados en medio millón.
La normativa prevé la ordenación de clérigos anglicanos ya casados como sacerdotes católicos, aunque la presencia de esos clérigos casados no supondrá cambio alguno en la normativa de la iglesia Católica, que mantiene el celibato sacerdotal.
Un mes después y durante una visita al Vaticano, el Primado anglicano, Rowan Williams, dijo que había expresado al Papa algunas preocupaciones" por la manera en que fue anunciada la disponibilidad de la iglesia Católica a acoger a anglicanos, a la vez que aseguró que no ha cambiado el comportamiento del Vaticano hacia la Comunión Anglicana.
La iglesia Anglicana cuenta con 77 millones de fieles y la Católica tiene unos seis millones de miembros, alrededor del 9 por ciento de la población.