Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una pareja y los invitados acuden a celebración de su boda montando en bicicleta

boda bicicletaEFE

Boda a ritmo de pedalada. Así se resume el enlace de este sábado entre Mariví y Juan, que en un día tan especial no han querido aparcar su pasión por la bicicleta. Un medio de transporte que tanto ellos como los invitados han utilizado para desplazarse desde la capital hasta el vecino municipio de Rincón de la Victoria, donde ha tenido lugar la ceremonia.

"En un día como éste queríamos hacer un homenaje a la bicicleta", ha señalado Mariví Maldonado, vicepresidenta de la asociación Ruedas Redondas. Su ya marido, Juan Ramón García, es el secretario de esta entidad, que defiende el uso de este medio de transporte.
Un total de 12 kilómetros en bicicleta es la distancia que los contrayentes y sus invitados han recorrido. En concreto, entre la avenida Herrera Oria de la capital, donde la pareja reside, y La Cala del Moral, en Rincón de la Victoria, donde se ha oficiado la ceremonia civil.
De los 50 invitados, casi todos, a excepción de una decena que no lo ha hecho por su avanzada edad o por no saber montar, han seguido a los novios en sus bicicletas. Todas ellas perfectamente adornadas para la ocasión: con un ramo de flores delante las de las mujeres y con un sombrero las de los hombres.
Pedaladas que han estado acompañadas por el cariño de los ciudadanos que se encontraban a su paso y que han asaltado a la pareja con vítores de 'vivan los novios'. Incluso, un coche de la Policía Local de Málaga les ha acompañado en un tramo por los Baños del Carmen.
En este recorrido, con el mundo de las dos ruedas como protagonista, los novios y su singular pelotón, vestidos todos ellos de estilo marinero, han hecho paradas en la plaza de la Marina, el puerto, la Farola, los Baños del Carmen y el Peñón del Cuervo.
Ya en La Cala del Moral, Pedro Fernández Ibar, concejal de IU-Rincón de la Victoria para la Gente, ha oficiado la boda civil en un oasis de la playa para, posteriormente, acudir todos a un chiringuito, donde comer y celebrar el enlace.
Mariví, como no podía ser de otro modo, ha lucido vestido de novia, con la cola recogida en una cesta habilitada para esta función detrás de la bici, ha explicado que, de este modo, "queríamos dar el valor que se merece a la bicicleta y demostrar que hasta en un evento como una boda puede sustituir a un coche".
Además, la novia ha indicado que "la bicicleta es un medio más barato y sostenible medioambientalmente y no tienes los problemas para aparcar que con un coche".
Por su parte, el presidente de Ruedas Redondas, Alonso González, quien ha destacado que es la primera vez en Málaga que se utiliza la bicicleta en un evento de estas características, ha aplaudido la idea de la pareja, ya que "es un modo de visibilizar este medio de transporte".
QUEDA CAMINO POR RECORRER
"El hecho de que llame la atención demuestra que aún no está normalizado el uso de la bici en la ciudad, como sí ocurre por ejemplo en otros países como Holanda", ha expuesto. Además ha añadido: "Aunque se ha avanzado en comparación con hace 10 o 15 años, lo cierto es que aún queda mucho camino por recorrer".
González ha reclamado que "el futuro está en la bicicleta" y ha apostado por seguir luchando para su implantación generalizada, lo que requiere dotar a la ciudad de suficientes carriles bici.
De hecho, los asistentes a este enlace sólo han podido hacer uso de la vía ciclista desde el inicio del recorrido hasta el Paseo del Parque, teniendo luego que ir buscando el paseo marítimo.