Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco parejas, primeras en cumplir sueño de matrimonio gay en Latinoamérica

Cinco parejas homosexuales, tres de mujeres y dos de hombres, se casaron hoy en la capital mexicana, amparadas por un acta civil que les otorga plenos derechos, incluido el de adoptar niños, un reconocimiento que se produce por primera vez en América Latina.
El retraso en un vuelo desde el norte del país impidió que una de las cinco parejas que tenían previsto unirse en matrimonio lo hiciera en la ceremonia colectiva prevista para todas.
La mexicana Jesusa y a la argentina Liliana se casaron una hora después que Ema y Janice, Daniel y Temístocles, Lol Kin y Judith, y Jaime y David, pero también sellaron su amor y su compromiso legal de llevar una vida marital con la firma y la impresión de sus huellas dactilares en un libro de actas del Registro Civil.
En presencia del alcalde capitalino, el izquierdista Marcelo Ebrard, el juez Hegel Cortés ofició la ceremonia colectiva en la que los contrayentes reafirmaron su voluntad de unirse a sus respectivas parejas con un "sí, acepto".
"Estos matrimonios tienen plena validez legal, administrativa y jurídica en todo el territorio mexicano", dijo el magistrado, también responsable del Registro Civil de Ciudad de México, lo que que de inmediato provocó aplausos y vítores.
Cortés destacó que el activismo de estas parejas fue fundamental para la aprobación de las reformas que dan plena igualdad a todos los habitantes del Distrito Federal, independientemente de sus preferencias sexuales.
Los asistentes recibieron estas palabras con vivas a la libertad, la diversidad y la Ciudad de México.
La boda colectiva se desarrolló en un representativo edificio del Ayuntamiento del Distrito Federal, que desde 1997 está gobernado por la izquierda, que además tiene mayoría en el Congreso local.
El 4 de marzo pasado entró en vigor la modificación de seis artículos del Código Civil capitalino, en especial, el 146, para que en lugar de definir al matrimonio como "la unión libre entre un hombre y una mujer" quedara recogido como "la unión libre de dos personas".
Además se modificó el artículo 391, referido a la adopción, de la que ahora podrán disfrutar también las parejas del mismo sexo.
La histórica unión legal de gays celebrada este jueves pone al país frente de otras naciones en América Latina en las que hasta la fecha no se reconocen legalmente este tipo de uniones.
En Argentina se han concretado dos matrimonios entre parejas del mismo sexo este mismo año, pero el pasado martes un juez ordenó anular uno de ellos porque su Código Civil aún mantiene que estas uniones se celebran "entre un hombre y una mujer".
"Es terrible lo que ha sucedido en Buenos Aires, es un revés a la democracia y derechos humanos y lo único que podemos hacer es estar organizados como movimiento social no sólo en México sino a nivel regional", consideró una de las contrayentes de hoy, Lol Kin, en una entrevista con Efe después de su enlace.
El festejo se extendió con la tradicional lluvia de arroz, un símbolo de prosperidad, y la toma de fotos.
El Ayuntamiento regaló un ramo de flores a cada una de las parejas.
También se invitó a vino blanco, rosado y tinto para el brindis nupcial, pese a la oposición de algunos representantes de diversos sectores conservadores que intentaron impedir la ceremonia con gritos y pancartas desde la calle.
"Esta es una verdadera muestra de justicia pero también es el inicio de nuestra lucha para que se extienda en todo el territorio mexicano y es un ejemplo para Latinoamérica", dijo Jaime, esposo ahora de David.
La controvertida ley motivó que cinco estados conservadores del país presentaran sus quejas constitucionales contra esta ley, que fueron rechazadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al considerarlas "improcedentes", porque "no se puede impugnar la constitucionalidad de las leyes de otro estado".
No obstante el Supremo aceptó revisar la queja presentada en enero por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) que también busca anular las reformas por considerarlas contrarias a la Constitución.
De acuerdo al Registro Civil de Ciudad de México ya hay aprobadas más de medio centenar de solicitudes de matrimonios de parejas homosexuales para las bodas previstas en los siguiente meses del año.