Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los parlamentarios visitan dos clubs cannábicos, días antes de que la Cámara someta a consideración la ILP

La Iniciativa Legislativa Popular reguladora de los colectivos de usuarios de cannabis en Navarra se verá el día 9
La Comisión de Presidencia, Justicia e Interior del Parlamento de Navarra ha visitado, a petición de Bildu, Aralar-NaBai e Izquierda-Ezkerra, los clubes sociales de Cannabis de Ansoáin y Villava, dos de las nueve entidades de este tipo existentes en Navarra y que, en conjunto, cuentan con alrededor de un millar de socios.
La delegación del Parlamento se ha dirigido en primera instancia a Le Club de Ansoáin, donde ha sido recibida por Javier Irisarri, presidente, Laura Salamanca, tesorera, Fermin Les, secretario de Le Club y presidente de Representación Cannábica de Navarra (RCN) y Ramón Morcillo, secretario general de RCN. Cuenta con 250 socios y está legalmente constituido desde febrero de este año.
Los miembros de la Comisión han mantenido una reunión con los responsables de Le Club, en la que Javier Irisarri ha explicado la organización y el funcionamiento que rige en el seno de esta clase de espacios, mayormente lúdicos.
"Aunque los hay que también se asocian con fines terapéuticos, la mayoría busca un recinto privado, donde el autoconsumo de cannabis no está penado. No se sirve alcohol, no se permite la entrada a menores y se advierte sobre los riesgos que esta sustancia entraña", ha expuesto.
A partir de ahí, Irisarri ha glosado el "limbo legal" en el que se hallan, pese a estar ya inscritos en el Registro de Asociaciones de Navarra y en el Ministerio del Interior. "Mientras no haya ánimo de lucro, no se dispense a terceras personas y no se dé acceso a menores, los jueces no lo consideran delito. No obstante, carecemos de una regulación específica, de ahí la puesta en marcha de la Iniciativa Legislativa Popular" que el próximo día 9 será sometida a la consideración del Pleno del Parlamento de Navarra.
Así, tras poner de manifiesto que la proposición de ley foral reguladora de los colectivos de usuarios de cannabis en Navarra "llega avalada por la recogida de más del doble de las firmas" necesarias (se exige el 1% del censo autonómico unas 5.000 firmas), Irisarri ha insistido en que "no pretendemos la legalización del cannabis, solo demandamos seguridad jurídica para los clubes de consumo". "Desde el autocultivo para el autoconsumo que propugnamos, es una forma de luchar contra el mercado negro, con todo lo que eso entraña", ha dicho.
Finalmente, el presidente de Le Club ha dado cuenta de los "numerosos impedimentos legales" que se les han puesto desde la Administración de Navarra. "Hasta cinco veces nos han echado para atrás la inscripción. Sabemos que hay muchos prejuicios, ahí están, entre otros, los informes jurídicos del Gobierno y del Parlamento de Navarra, pero creemos que la regulación es necesaria y beneficiosa".
Concluida la reunión, los parlamentarios se han dirigido a la sede del club Leke (Lore etxea Kalamu elkartea) de Villava, donde han sido recibidos por Aritz Burguera y Uxue Goñi, presidente y vicepresidenta, respectivamente.
Goñi, que se ha mostrado "optimista" respecto a la admisión a trámite de la proposición de ley impulsada desde fuera de la Cámara, ha apelado a la "demanda social y al amplio respaldo popular" para hacer efectivo el apoyo de la mayoría parlamentaria. "Somos optimistas, parece que hay interés y que puede salir adelante. La visita de esta Comisión parlamentaria así lo atestigua".
El club Leke cuenta con 122 socios y una lista de espera de unos 60. "Queremos aguardar a ver cómo termina esto antes de intentar dar cauce a esta demanda", ha señalado Uxue Goñi.