Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El parricida de Moraña: "Reconozco haber matado a mis dos hijas con una radial"

Han sido dos años de un intenso dolor para una familia y para un pequeño pueblo gallego al que le faltaban lágrimas. Conmocionados por la muerte de Amaia y Candela, de 4 y 9 añitos. El único detenido: su padre. David Oubel recibía toda la rabia de sus vecinos, indignados por tanta crueldad. Hoy le volvíamos a ver con este cambio de aspecto y le oíamos por primera vez. No había hablado durante todo el procedimiento, pero ante el juez ha reconocido en el primer día de juicio que planeó drogar y asesinar con una sierra radial a sus propias hijas. “Difícilmente alguien en sus cabales puede realizar una acción tan monstruosa y tan deplorable como ésta… y menos cuando las víctimas son sus hijas”, ha asegurado el fiscal, Alejandro Pazos. Nunca hasta ahora un fiscal había pedido la prisión permanente revisable para un acusado, la máxima condena que recoge el código penal.