Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pediatras exigen que se reconozcan las especialidades pediátricas para garantizar la atención de calidad del niño

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha exigido el reconocimiento de las especialidades pediátricas con el objetivo de garantizar que la asistencia sanitaria de los niños en España sigue siendo de calidad, según han destacado durante la inauguración de su 64 Congreso anual que se celebra en Valencia.
"El principal desafío al que se enfrenta la Pediatría en España es el de cumplir el derecho que tienen todos los niños a ser asistidos por especialistas en Pediatría", ha destacado Antonio Jurado, presidente del Comité Científico del Congreso de la AEP.
Sobre todo, ha añadido, porque el actual modelo pediátrico que tiene España "está en peligro de supervivencia" tanto por el déficit de pediatras como por no reconocer dentro de los planes formativos de los profesionales médicos las especialidades pediátricas, lo que conlleva que "cada vez sea más frecuente que los niños sean atendidos por profesionales sanitarios sin formación específica".
En el caso de la Comunidad Valenciana, según cifras facilitadas en el Congreso, se estima que en torno al 25 por ciento de las plazas de Pediatría de Atención Primaria están ocupadas por profesionales sin la formación específica.
Además, de las 23 especialidades pediátricas existentes en España como Nefrología Pediátrica, Endocrinología Pediátrica o Cardiología Pediátrica entre otras, solo se ha reconocido la especialidad de Neonatología como un Área de Capacitación Específica (ACE).
Una situación, ha añadido el presidente de la AEP, Serafín Málaga, que supone una "involución en la atención sanitaria infantil y juvenil, que está llevando a que se vulneren derechos fundamentales de los niños".
En este sentido, los pediatras defienden que el niño, lejos de ser adulto pequeño, es un ser en crecimiento y maduración física, psíquica y sexual, con un metabolismo distinto y peculiaridades en la información que reporta el paciente, la exploración clínica, el diagnóstico diferencial, el diagnóstico funcional y el tratamiento, que hacen necesaria una preparación científica adecuada.**CASI 2.000 PEDIATRAS PARTICIPANTES
Cerca de 2.000 pediatras de Atención Primaria, hospitalaria y en formación en este encuentro con más de 60 actividades científicas con el objetivo de analizar los retos clínicos y profesionales a los que se enfrenta esta especialidad.
Además, se han analizado las aportaciones que esta sociedad científica ha realizado de cara a mejorar la formación de estos especialistas como la base de datos 'Pediamécum', que ha finalizado este año la incorporación de fichas de medicamentos.
En total incluye un total de 663 fichas de medicamentos de uso común en niños, clasificados por grupos terapéuticos y con información sobre los usos autorizados y los usos 'off-label', prescripciones no autorizadas pero necesarias para la atención médica de la población infantil.
"Resulta de gran utilidad en la práctica clínica para los profesionales, tal y como demuestran las cifras de descargas de la aplicación y el número de visitas a la web", asegura el profesor Málaga, quien anuncia que se seguirá trabajando en su actualización constante.