Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confesiones de un hombre con un pene de silicona de 4,5 kilos

Micha Stuntz  ha estado recibiendo inyecciones de silicona en su pene para hacerlo más grande. Aunque él asegura que es una persona tímida, ha compartido en una revista su vida con un enorme miembro y asegura que “es fantástico”.

Stuntz vive en Berlín y afirma que su gran ‘paquete’ le ha ayudado a sentirse libre de roles e ideas sobre el sexo y le ha dejado “listo para jugar”, informa The Mirror.
Este hombre de 45 años revela que su pene mide casi 23 cm  y tiene 14 cm de ancho. Gracias a las inyecciones de silicona pesa  4,5 kilos
Asegura que aunque este tamaño puede impedirle hacer algunas cosas en el dormitorio, te hace “más creativo” sobre lo que sí puedes hacer.
Su interés en aumentarse el pene empezó hace 20 años cuando le dieron una bomba para penes. “Era demasiado curioso como para no probarlo. En primer lugar lo probé en secreto”, explica a Vice.
“Y descubrí que cuando aumentaba, me sentía muy bien. Tenía el sentimiento de que no estaba atrapado en el cuerpo en el que había nacido, sino que tenía la posibilidad de darle forma yo mismo”.
Micha asegura que su día a día es normal, salvo quizá cuando va a comprar calzoncillos y pantalones. “De hecho soy una persona bonita y tímida”, añade en la Folsom Street Fair en Berlín, un evento gay donde vestía un atuendo negro de PVC.
“Puedes ofrecer lo que eres y mostrarte como quieras sin preocuparte de lo que otras personas piensen de ti”, concluye.