Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 13 personas permanecen hospitalizadas por salmonela en hospitales de Murcia

Un total de 13 personas permanecen hospitalizadas en Murcia por salmonela, al resultar intoxicados en un encuentro de personas de nacionalidad ecuatoriana celebrado la pasada semana en el recinto de La Fica. De ellos, nueve se encuentran ingresados en el hospital Reina Sofía y otros cuatro en el hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, según informaron fuentes de la Consejería de Sanidad.
La Policía Local de Murcia investiga lo ocurrido en el encuentro, y la cifra de afectados puede elevarse hasta 300. Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, día 15, durante un encuentro de personas de dicha nacionalidad, en el recinto de La Fica, que resultaron intoxicadas al ingerir pinchos de carne con mayonesa.
De este modo, los servicios sanitarios de la Administración regional comunicaron al Ayuntamiento "la existencia de una posible intoxicación masiva", ha explicado el alcalde, Miguel Ángel Cámara, quien ha subrayado que a partir de ese momento, la Concejalía del ramo competente, de forma coordinada con Consumo, realizó las inspecciones pertinentes.
Asimismo, se realizó una encuesta epidemiológica a los afectados, que padecían los síntomas de fiebre, diarrea, vómitos y nauseas, y detectó que el alimento en cuestión que había provocado esta situación era la mayonesa con la que se servían los pinchos de carne.
Atendiendo al periodo de incubación y los síntomas, desde la Concejalía se observó que la bacteria responsable era la salmonela, demostrando posteriormente este extremo con los coprocultivos.
El Ayuntamiento de Murcia, junto con la Policía Local y Consumo, estableció una vigilancia en la zona para evitar la venta ambulante de éste y otros productos.
Por su parte, la concejal de Bienestar Social y Sanidad, María del Carmen Pelegrín, ha comentado que "una vez que se tiene localizado al vendedor de esos pinchos adobados con mayonesa se le exigirá todo lo que se le exige a cualquier establecimiento que se instale con motivo de una festividad: todos los requisitos sanitarios imprescindibles para poder ejercer esa actividad y si no es así, habrá un control exhaustivo para que no se realice la actividad".