Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez permite a una mujer extraer semen del cadáver de su novio

En Estados Unidos, la polémica está servida, conocido el fallo de un juez de Nueva York que ha permitido a una mujer extraer semen de su novio, fallecido este jueves, para tener un segundo hijo de él.
Johhny Quintana, pareja de Gisela y padre de un niño, Lucas, murió de un ataque al corazón. Este viernes Gisela recibió la autorización judicial para recoger semen de su pareja muerta, conservarlo y poder tener más adelante otro hijo.
En este caso la rapidez del juez era vital dado que el semen del cadáver de Johhny se tenía que recoger cuanto antes para que valiera. Gisela disponía de 36 horas y la autorización llegó en poco más de 24.
Gisela no sabrá hasta el martes si el procedimiento se hizo a tiempo. La noticia se ha producido en la semana en la que ha venido al mundo Stella, una niña que tardó 22 años en nacer.
Su padre, que hoy tiene 38 años, optó por congelar su semen cuando tenía 16, antes de someterse a radioterapia para tratar la leucemia que padecía. El año pasado los doctores utilizaran el esperma para inseminar un óvulo de su esposa Melodie. Toda una proeza médica y un récord.
En España la historia es diferente, al menos para una pareja de Alicante. Daniel se hizo congelar esperma hace 11 años a causa de un cáncer testicular. Hace 5 su mujer se quedó embarazada de forma natural.
En 2007 Daniel se sometió a un nuevo tratamiento de quimioterapia y radioterapia que le impidió ser otra vez padre de forma natural. Daniel y Eva quieren tener otro hijo y solicitaron el tratamiento de fecundación in vitro con el semen congelado, pero se lo negaron, porque ya tuvieron un hijo.