Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Este perro quiere ser 'youtuber' aprendiendo con los 'videotutoriales' de la Red

Este perro quiere ser 'youtuber' aprendiendo con los 'videotutoriales' de la RedFacebook (The Ball Brothers)

La tecnología y el ingenio de un niño juntas en una fotografía viral para el recuerdo. Lincoln Ball, un pequeño de 4 años residente en Chickamauga, Georgia, EEUU, recibió un cachorro de la raza San Bernardo como regalo después de que su doctor le dijese que la alergia a este animal no se encontraba entre las que padece y hacen de su estancia en el exterior un calvario. A cambio, tenía que enseñarlo. Y no halló mejor modo que saltarse la clase para que el perro las aprendiese directamente de los tutoriales de Youtube.

La siguiente historia combina la repercusión de la tecnología actual y su incidencia en la vida cotidiana con la siempre sorprendente imaginación de los más pequeños.
Lincoln Ball, de 4 años de edad, recibió como regalo especial un cachorro de la raza San Bernardo después de que su doctor confirmase ante sus padres, Daniel y Tasha Ball, residentes en Chickamauga, Georgia, EEUU, que el pequeño presentaba una gran vulnerabilidad a los componentes alérgicos del exterior, --especialmente al polen--, pero no a los perros.
"Bien, hay buenas y malas noticias. La mala es que eres alérgico a todo lo que hay fuera. La buena es que no eres alérgico a las mascotas. Podrías tener un cachorrito", le dijo el doctor, bromeando.
Desde ese instante, tal y como relata Daniel Ball, de 35 años de edad, en declaraciones recogidas por ABC News, lo único que el pequeño escuchó fue que podría tener una mascota.
De esta manera, sus padres, que nunca en sus 15 años de matrimonio habían tenido un perro, le dieron el capricho a su hijo, a quien le asignaron "la responsabilidad de aprender como entrenar al perro".
Fue entonces cuando Lincoln, sin dudarlo, cogió su 'tablet' iPad y acudió a aquello que tantas veces nos ha salvado a todos de más de un apuro, pero de un modo en el que pocos habrían pensado para abordar este caso: los tutoriales de 'Youtube'.
Tras poner el vídeo en marcha, el pequeño, --saltándose explicaciones y evitando la mediación--, llamó a su cachorro, que acudió hasta él, y le puso directamente enfrente los videos para que pudiese contemplarlos y fuese el propio cachorro quien aprendiese con ellos.
Su madre, ante la peculiar escena, no dudó en inmortalizarla y subirla a Facebook, donde la instantánea se convirtió en viral llegando a ser compartida más de 182.000 veces, acumulando más de 18.000 comentarios.