Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las personas con diabetes tienen más riesgo de sufrir infecciones graves

La diabetes tipo 2 afecta en España al 14 por ciento de la población y suele disminuir la capacidad del organismo para combatir infecciones, de ahí que estos pacientes tengan más riesgo de padecerlas y se asocien a frecuentes complicaciones, según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).
Este mayor riesgo, ha reconocido el coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de esta sociedad científica, Ricardo Gómez Huelgas, con motivo de unas jornadas sobre el tema que se celebrarán estos días en Madrid, hace que sea importante "establecer un diagnóstico precoz y un tratamiento enérgico en estos casos".
Entre las infecciones más características de los pacientes con diabetes se encuentran las infecciones de partes blandas (celulitis, fascitis necrotizante), infecciones del tracto urinario (cistitis y pielonefritis enfisematosa), infecciones intraabdominales (como la colecistitis enfisematosa) y las infecciones de cabeza y cuello (mucormicosis, otitis externa maligna).
Además, los pacientes con diabetes también tienen mayor riesgo de padecer infecciones respiratorias graves, como neumonías y tuberculosis. "Un problema especialmente complejo de manejar en estos pacientes son las infecciones asociadas al pie diabético, que se asocian a una elevada morbilidad y un alto riesgo de amputación", explica este experto.
Por otro lado, en este encuentro los asistentes también analizarán el incremento de casos de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes, a pesar de ser considerada "típica de pacientes adultos". Sin embargo, su relación con la obesidad hace que se esté dando a edades más tempranas.
En los pacientes obesos, recuerda el experto, "el manejo de la enfermedad tiene particularidades", por la limitación del arsenal terapéutico (insulina, metformina) y las dificultades de implementar modificaciones del estilo de vida en estas edades.
Además, la diabetes se relaciona con otras patologías, ya que es una de las principales causas de disfunción renal y de insuficiencia renal avanzada. En este sentido, se estima que hasta un 25 por ciento de los pacientes diabéticos hospitalizados o atendidos en consultas de Medicina Interna tiene insuficiencia renal.
Es por ello que el Grupo de Trabajo de Diabetes y Obesidad de la SEMI está implicado en el estudio REDIM, en el que se analizará cómo valoran los internistas la función renal en los pacientes con diabetes y cómo influye esta en las decisiones sobre la terapia antidiabética.