Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 4.000 personas con enfermedad mental "recuperan su autonomía" gracias a FEAFES

Más de 4.000 personas con enfermedad mental "han recuperado su autonomía" gracias a la gestión de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) y a la financiación de la subvención con cargo al IRPF.
De esta forma, y mediante el programa 'Acompañamiento Integral-Atención Domiciliaria', se evita "el aislamiento y se permite la recuperación a personas con trastorno mental grave", manifiestan los expertos de la confederación, que añaden que se pretende "garantizar la continuidad en los tratamientos para que nadie se quede fuera sin recibir atención".
Y es que, esta iniciativa tiene el objetivo de "apoya a la persona tanto en su propio domicilio, como en su entorno más cercano". Así, los profesionales acompañan a los pacientes "tanto en las citas médicas como en las gestiones cotidianas", actividades que antes tenían dificultades para hacer por ellos mismos, sostienen desde FEAFES.
Por todo ello, el presidente de FEAFES, José María Sánchez Monge, defiende la necesidad de "aumentar el alcance de este programa debido a que es capaz de garantizar que las personas con algún tipo de trastorno mental obtengan atención". Para él, la atención domiciliaria no debe considerarse "una propina de los servicios sociales", sino que se trata de uno de los recursos imprescindibles.
En este sentido, el máximo representante de la confederación advierte que cuando un paciente no recibe atención, "su trastorno se ve empeorado y suele sufrir aislamiento social". Además, sostiene que esta situación puede derivar en hospitalizaciones, "generando malestar para la persona y enormes costes económicos al sistema sanitario".
Por último, Sánchez Monge ha subrayado que el programa "no debe verse afectado de ninguna manera por los recortes", ya que una de cada cuatro personas tendrá algún problema de salud mental a lo largo de su vida, y "más de la mitad no reciben el tratamiento adecuado en la actualidad".