Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 2.000 personas se manifiestan en Tortosa contra los recortes sanitarios

Unas 2.000 personas se han manifestado este domingo en Tortosa contra los recortes sanitarios del Govern, recorriendo la avenida de la Generalitat del municipio entre el 'carrilet' y el mercado, han informado a Europa Press fuentes de la organización y la policía local.
La protesta, que ha tenido lugar al mediodía, reclama inversión sanitaria en una zona que solo cuenta con un hospital de referencia --el Verge de la Cinta-- y con una población envejecida y dispersa en el territorio.
En la marcha, encabezada por una pancarta con el lema 'Por una sanidad pública y digna en las Terres de l'Ebre', se han podido ver carteles con mensajes como 'Más recortes, más muertos', 'Menos cargos, más dimisión, 'Los de abajo vamos a por los de arriba' y 'No es una crisis, es una estafa'.
El presidente de la Plataforma por la Salud de las Terres de l'Ebre, Sisco Sogues, ha explicado que "es necesario establecer de forma urgente una mesa de diálogo entre la administración sanitaria y los usuarios que permita, mediante el consenso, la participación de los pacientes en la toma de decisiones".
Con los recortes del Govern para combatir el déficit, se han reducido servicios de transporte sanitario, atención primaria y del hospital principal de la demarcación.
APOYO DEL PSC
El cabeza de lista del PSC al Senado, Joan Sabaté, y las candidatas socialistas al Congreso Lluïsa Lizárraga y Sònia Bertomeu, han acudido a la protesta, que achacan a las políticas de CiU en Catalunya, "que también está aplicando el PP en las comunidades que gobierna".
Según Sabaté, los recortes "representan una devaluación y pérdida de todo lo que tantos años ha costado conseguir en el Estado del Bienestar, como la garantía de una salud y educación públicas de calidad".
Lizárraga ha lamentado que CiU tenga dos cargos importantes de la conselleria de Salud procedentes de las Terres de l'Ebre --Francesc Sancho y Manel Ferré-- "que tendrían que saber que no hay que recortar, sino que tienen que representar" a la región.