Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una de cada cinco personas tiene miedo a volar y para el 8% es una fobia

El 20 por ciento de la población tiene miedo a volar, pero para el 8 por ciento ya es una fobia, y que "suele comenzar en la vida adulta y tener un curso continuo", según ha señalado el psicoterapeuta de IMQ-AMSA, Juan Uribe.
El experto ha destacado que la persona con fobia a volar siente un intenso pánico tan solo con pensar en la idea de que en unos días tendrá que coger un avión, "según se acerque el momento puede experimentar taquicardia, sudoración, temblores, ahogos, miedo a desmayarse o morir".
Las personas que sufren esta fobia coinciden en los motivos que les provoca la angustia son por el "posible accidente y sus dramáticos resultados repetidamente observados por la televisión, la claustrofobia, el vértigo y la pérdida de control", según ha señalado Uribe.
Además, las causas son varias entre las que destaca haber tenido una experiencia traumática previa, a ello se le suma las personas "hipocondríacas, miedosas, negativas o excesivamente controladoras", así como aquellas "que tienen serias dificultades para separarse de sus seres queridos tanto por perder la seguridad que les dan como por ser ellos mismos los que tienen que cuidar de sus hijos o padres", ha señalado el experto.
Asimismo, Uribe ha explicado que cuando la fobia supone un malestar significativo en la vida de la persona se recomienda "la realización de una psicoterapia para conocer y tratar todos esos aspectos que están dificultando el desarrollo de una capacidad que debería aportarle a la persona placer y comodidad. Muchas veces estos funcionamientos internos son inconscientes y, por lo tanto, la persona no entiende por qué le pasa ni puede hacer nada para superarlo".
Una vez que el paciente ha admitido que tiene un miedo irracional, el experto recomienda "ir con tiempo al aeropuerto para evitar estrés de última hora, informarse sobre lo seguros que son los aviones, distraerse con lecturas, música, crucigramas, observar lo tranquila que está la tripulación, que vuela constantemente y respirar hondo e intentar relajarse".