Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos personas mueren en un desprendimiento de rocas en una playa de Tenerife

Dos mujeres, una británica y una española, fallecieron tras desprenderse piedras de gran tamaño desde unos 40 metros de altura en la playa de Los Gigantes, al suroeste de Tenerife, el suceso más grave de estas características ocurrido en España en las dos últimas décadas.
En el incidente, que se registró en la playa del Acantilado de Los Gigantes, un enclave turístico del municipio de Santiago del Teide, no se produjeron más víctimas, aunque los primeros testimonios apuntaban a que había más afectados por la caída de rocas.
Ello motivó que se retirasen los equipos de búsqueda de la Guardia Civil y parte de los grupos de emergencia y rescate que trabajaban en el lugar, que habían procedido a remover de nuevo los escombros ya excavados para tener certeza de que no había más víctimas.
Las mujeres fallecidas son M.A.O., de 57 años y nacionalidad británica, y M.V.A.R., de 34 años y vecina de Arona, al sur de Tenerife.
El tamaño de las piedras dificultó las labores de rescate, pues los escombros alcanzaron en algunos tramos los 5 metros de altitud, y ocuparon una superficie de entre 75 y 100 metros cuadrados.
En la playa trabaja el socorrista Antonio Plasencia, quien dijo que había advertido previamente a los bañistas de que se trataba de una zona peligrosa, acotada por la Policía Local tras un hecho similar ocurrido el 7 de octubre.
Ese día se produjo un desprendimiento similar que no causó víctimas y la Policía Local instaló balizas en esa parte de la playa, que va a ser cerrada al baño tras el suceso acaecido este domingo.
Entre los incidentes de estas características figura uno sucedido también en Canarias, cuando en enero de 2000 una piedra de unos ocho metros de circunferencia cayó en la zona costera de El Banco, en el municipio de Fuencaliente, al sur de la isla de La Palma, sin que causara víctimas.