Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de mil personas ciegas podrán votar en secreto el domingo, pero la accesibilidad no es total

Más de mil personas con discapacidad visual votarán en las elecciones generales de este domingo 26 de junio gracias al 'kit' de voto accesible, que contiene papeletas y sobre electorales estándar acompañados de documentación complementaria en Braille. En todo caso, algunos obstáculos impiden la accesibilidad total para estas personas, a las que no se permite formar parte de las mesas electorales.
Esta es una reivindicación antigua del sector de la discapacidad que también pide derecho al sufragio para todos o la accesibilidad a los colegios. Concretamente, en cuanto a la participación en las mesas electorales, el sector instó al Gobierno a actualizar la normativa después de que a un ciudadano ciego al que le había tocado, se le impidiera formar parte de la mesa. Sin embargo, aún no se ha modificado la ley.
Por ello, la ONCE pide que se legisle en el sentido de permitir que las personas con discapacidad visual, con los apoyos necesarios, puedan ejercer, si quieren, su derecho a ser presidente de mesa.
Asimismo, la ONCE reivindica que las personas ciegas puedan votar de forma autónoma, sin depender de otra persona que introduzca por ellas la papeleta en el sobre, una opción que no garantiza el secreto del voto.
Por ello, según informan a Europa Press desde la ONCE, han mantenido reuniones con el Ministerio del Interior, para poner en marcha de cara al futuro el voto electrónico, de forma que la persona ciega pueda acudir al colegio e imprimir su voto a través de un ordenador que lea por ella las candidaturas.
Este sistema va más allá del 'kit' de voto accesible porque permite votar a aquellos ciudadanos que no saben Braille. El 'kit' hay que pedirlo con antelación y consiste en una caja que contiene las papeletas de todos los partidos que se presentan a las elecciones junto a la documentación complementaria en Braille.
"Gracias al kit de voto accesible, más de 1.000 personas ciegas ejercerán este derecho de forma autónoma e independiente, un paso adelante ya consolidado, un derecho conseguido que no tiene vuelta atrás", indica la ONCE.
LAS DIFICULTADES DE LOS SORDOCIEGOS
Las personas sordociegas representan a uno de los colectivos con discapacidad que más dificultades tiene a la hora de ejercer su derecho al voto, sobre todo en el acceso a la información y a las propuestas de los partidos políticos.
Según explica la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas (FASOCIDE), este colectivo solo puede acceder a las webs de los partidos políticos si los textos se adaptan a la línea Braille, que es un dispositivo que muestra de forma táctil la información que un lector sin discapacidad visual leería en una pantalla.
A la hora de emitir el voto, pueden pedir el 'kit de voto accesible', y la votación se puede enviar por correo ordinario o acudiendo al colegio electoral acompañados de un intérprete. En todo caso, desde la FASOCIDE advierten de que la mayoría de los partidos políticos desconocen la realidad de las personas sordociegas de las que no existe un censo como tal, pero que algunos estudios cifran en 7.000.