Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 26% de las personas no sabe nada sobre el cáncer tiroideo

Aecat lanza la campaña de sensibilización 'Dona tu voz'
El 26 por ciento de las personas no sabe nada sobre el cáncer tiroideo, según ha evidenciado el estudio 'Percepción social del cáncer de tiroides en España', el cual ha sido elaborado por la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (Aecat) sobre 801 personas residentes en España.
Este trabajo ha sido presentado este jueves por la presidenta de la asociación, Cristina Chamorro, que expone que este porcentaje se amplía hasta el 56 por ciento si se tienen en cuenta también a los que no conocen casi nada sobre esta enfermedad.
A su juicio este dato "es grave", sobre todo si se compara con el porcentaje de personas que afirman saber poco o nada acerca del cáncer de mama, el cual se sitúa en el 8 por ciento. Por ello, reconoce que cuando los pacientes son diagnosticados la reacción es "la desorientación".
Ante estos resultados, sostiene que el objetivo es "informar bien y a tiempo", motivo por el que Aecat está desarrollando la campaña 'Dona tu voz', con la que a través de 'spot' protagonizados por pacientes, y los actores Leticia Dolera y Unaz Ugalde pretende sensibilizar sobre esta enfermedad.
La iniciativa, que cuenta también con acciones en redes sociales, cuñas de radio y un concierto solidario en Zamora, coincide en el tiempo con la celebración del II Día Nacional del Cáncer de Tiroides, que se conmemora este sábado, 28 de septiembre, bajo el lema 'Guarda un minuto contra el silencio'.
Precisamente, para darle voz a esta patología oncológica, cuyas características difieren "enormemente" de las de su rama, se ha realizado esta encuesta. Ésta revela que el 77 por ciento de los entrevistados desconoce que la terapia más utilizada para este tumor es la administración de yodo radioactivo, tras la cirugía.
Para Chamorro, este tratamiento "crea inseguridad", ya que otros como la quimioterapia "sí tienen una pedagogía clara". De cualquier forma, subraya que un 52 por ciento de los que no conocen nada sobre la enfermedad "tienen interés en obtener información sobre las terapias y los factores de riesgo".
Sobre estos últimos, el coordinador del Grupo de Trabajo de Cáncer de Tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el doctor Juan Carlos Galofré, explica que el más importante es la radiación, aunque existen otros como el genético en el caso de los cánceres tiroideos medulares, los cuales "se encuentran en un 25 por ciento entre familiares".
Como prevención, sostiene que la ingesta de yodo en la dieta, especialmente para mujeres jóvenes y para embarazadas puede ser beneficioso. Por su parte, el ejercicio físico también podría serlo, aunque "no está tan comprobado", indica.
EL 54% NO SABE QUE EL ENDOCRINÓLOGO ES EL MÉDICO DE REFERENCIA
El doctor Galofré es endocrinólogo, profesional sanitario que es el médico de referencia en esta enfermedad dentro de un equipo multidisciplinar, algo que desconoce el 54 por ciento de las personas. Según señala, éste "no es un tumor tan raro", y es que afecta a una de cada 1.000 personas.
El cáncer de tiroides tiene un pronóstico "bueno" cuando son papilares foliculares, que son los más frecuentes, explica. Por contra, el del medular es más sombrío y el del anaplásico es malo, manifiesta el especialista.
Ahondando en los primeros, el miembro de la Sección de Cirugía Endocrina de la Asociación Española de Cirugía (AEC), el doctor Álvaro Larrad, indica que el porcentaje de las recidivas que se producen tras el tratamiento decrece pasados cinco años de éste. Así, el 85 por ciento aparecen antes de esa fecha.
Para él, la primera cirugía "es básica", la cual "es a la carta e individualizada" como ocurre con el tratamiento. Antes y después de ella, lo que se efectúa es un estudio del paciente, en el cual se presta atención especial a los ganglios y se establece el riesgo.
Con el proceso quirúrgico, lo que se pretende es evitar la citada recidiva, conseguir una morbilidad baja y una tiroglobulina inferior a 2. Los pacientes que superan todo el proceso continúan en seguimiento y se ven obligados a consumir un comprimido diario de por vida de tiroxina.
No obstante, para los pacientes en los que el radioyodo no es eficaz se están desarrollando ensayos clínicos en los que se observa que el tratamiento con inhibidores de las tirosin kinasas "es eficaz", explican los expertos, que señalan que el cáncer no se elimina pero "se detiene".
Este no es el caso de la paciente Cristina Andújar, que respondió bien a su cáncer de tiroides papilar. Para ella, como para más de la mitas de las personas, este tumor "era desconocido".