Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tercio de las personas que superan un cáncer se tienen que someter a tratamientos rehabilitadores

Un tercio de las personas que superan un cáncer se tienen que someter a tratamientos rehabilitadores, debido a los problemas de salud crónicos que se pueden derivar tanto del propio tumor como de la terapia recibida para eliminarlo, tal y como han comentado divertos expertos durante el 54º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF).
"Las secuelas que ha dejado tanto la enfermedad como el tratamiento en algunas personas hace que les reste calidad de vida y funcionalidad. La alta supervivencia a esta enfermedad ha hecho en los últimos años que se pongan en marcha tratamientos desde el punto de vista de la rehabilitación, algo que exige un abordaje multidisciplinar del problema, lo que requiere de la asistencia primaria de forma inexcusable", ha comentado el director UGCI Oncología Integral del Hospital Universitario Virgen de la Victoria y Regional de Malaga, Emilio Alba.
Entre los síntomas más comunes a la mayoría de los pacientes se encuentran la fatiga, el dolor, la ansiedad y la depresión, aunque el resto varían según el tipo de cáncer que haya padecido el enfermo. Por ejemplo, en el caso de las mujeres con cáncer de mama son muy frecuentes los problemas de linfedema del brazo, mientras que en los varones con neoplastias de próstata la incontinencia urinaria es el síntoma más relevante.
"Es importante llevar a cabo actuaciones terapéuticas con un objetivo bien definido, saber dónde tenemos que actuar y donde en lugar de dar confort estamos creando ansiedad y angustia. A veces es tan importante saber actuar a tiempo como saber no actuar donde no debes. Al hilo de esta última cuestión, la frustración es uno de los factores psicológicos a tener en cuenta durante el proceso de rehabilitación de una persona, aunque éste es un efecto que se considera muy poco desde fuera de la especialidad", ha zanjado la jefa del servicio de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), María José Durá.