Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La población extranjera en España se reduce en más de 190.000 personas en un año, según el INE

Los datos del Padrón continuo difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una caída en la población extranjera del 3,3 por ciento en el último año, cuando se ha reducido en 190.020 personas la población empadronada de nacionalidades distintas de la española hasta los 5.546.238 millones de habitantes.
Es el segundo año en que se produce una reducción del número de foráneos y la caída supera con creces a la precedente: al cierre de 2011 se contaban 15.229 bajas de ciudadanos extranjeros en el Padrón municipal, frente a las 190.020 que han dejado de figurar a lo largo de este último año.
En total, España contaba a 1 de enero de 2013 con 47.129.783 ciudadanos empadronados frente a los 47.265.321 registrados en la misma fecha de 2012, lo que supone una reducción global de la población del 0,3 por ciento, la primera caída registrada desde 1998, cuando comenzaron a elaborarse estas estadísticas.
El desglose de los datos revela que de los 5,5 millones de extranjeros, algo más de 2,5 millones han nacido en países de la Unión Europea y el resto, son extracomunitarios. Asimismo, hay un total de 1.563.880 ciudadanos inscritos como españoles que han nacido en el extranjero.
La reducción de la población, no obstante, varía en función de las nacionalidades. Así, la rumana, la más numerosa en España, ha caído en cerca de 27.000 habitantes durante el último año, pasando de 897.203 inscritos a un total de 870.258, un tres por ciento menos.
Por contra, los marroquíes eran más al inicio de este año: con un aumento de casi 3.600 empadronados, hasta las 792.158 personas, que supone un incremento del 0,45 por ciento.
Las mayores reducciones se han producido entre las nacionalidades latinoamericanas. La tercera en número en España, la ecuatoriana, cayó durante el último año un 14,4 por ciento hasta los 263.498 empadronados.
Los bolivianos, que eran 188.018, ahora suman 173.702, un 7,6% menos y los peruanos, 122.643 al inicio del año pasado, son ahora 110.156, un 10% menos.
También las hay que han crecido. La comunidad colombiana cuenta ya con 222.542 personas, tras un aumento del 9,6 por ciento. Los chinos, que ya suman 181.701, han experimentado la misma tendencia, con un incremento del 2,6 por ciento.
En total, en España viven 1.103.534 personas de países africanos, 1.452.783 oriundos del continente americano y 378.537 asiáticos, junto a un total de 2.699 procedentes de Oceanía y 557 apátridas.