Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía busca una maleta con material radioactivo robada en Móstoles

La policía ha pedido la colaboración ciudadana para localizar una maleta con material radiactivo que ha sido sustraída del interior de un vehículo. Este se encontraba estacionado en la calle Puerto de Cotos del Polígono Industrial Las Nieves en la localidad madrileña de Móstoles. Las autoridades aseguran que cerrado no es peligroso pero que sí puede serlo si se manipula. La maleta es de color amarillo y con los logos que indican que contiene material radioactivo.
 El Consejo de Seguridad Nuclear asegura que se trata de un equipo para mediciones de densidad y humedad del terreno, que contiene dos fuentes radiactivas de baja actividad (una de cesio-137 y otra de americio-241/berilio).
El equipo, perteneciente a la empresa Instituto de Control, Asistencia, Ensayos y Sondeos S.A. (ICAES), no entraña riesgos radiológicos mientras se mantenga íntegro y cerrado, puesto que las fuentes radiactivas se encuentran en su interior protegidas y encapsuladas. No obstante, el Consejo de Seguridad Nuclear precisa en un comunicado que sí podrían presentarse riesgos en caso de apertura o destrucción del equipo que dejen las fuentes sin sus protecciones.
Peligroso si se manipula
Han avisado de que cualquier persona que localice el equipo debe evitar su manipulación y avisar inmediatamente a las autoridades, la policía o el servicio de atención de emergencias (112).
La maleta portadora de color amarillo tiene unas dimensiones de 80 por 50 por 50 centímetros aproximadamente y dispone de una apertura superior con doble cierre de seguridad. El equipo, de color amarillo, tiene forma de caja, asa metálica en la parte superior, pantalla de cristal con un teclado numérico y un tubo metálico donde se aloja una de las fuentes radiactivas.    LA