Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un policía salva a una niña de tres años de morir asfixiada al atragantarse mientras comía

Un policía fuera de servicio corrió en auxilio de una madre y su hija de tres años que estaba a punto de asfixiarse. El hombre, presente en un restaurante de comida rápida, escuchó los gritos de una mujer que pedía ayuda, porque su hija se había atragantado con algo que estaba comiendo. "¡Mi niña, mi niña, que no responde!", gritaba en su desesperación. El agente agarró a la pequeña y le realizó la maniobra de Heimlich. Logró liberarle las vías respiratoria y la niña reaccionó rompiendo a llorar. Tras un instante en los que comprobó que volvía a respirar con normalidad se la devolvió a la madre, que estaba a punto de sufrir un ataque de ansiedad.