Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 19 policías y 11 civiles heridos en protestas contra el Gobierno

El presidente de Hungría, Laszlo Solyom (d), estrecha la mano del nuevo primer ministro Gordon Bajnai (i), durante una visita al Palacio Presidencial Alexander en Budapest, Hungría, hoy, miércoles 15 de abril. Gordon Bajnai, fue designado ayer como nuevo primer ministro al prosperar en el Parlamento una moción de censura contra el actual jefe del Gobierno, Ferenc Gyurcsány. EFEtelecinco.es
Al menos 11 civiles y 19 agentes de la policía resultaron heridos leves en enfrentamientos desencadenados anoche en el centro de Budapest entre las fuerzas del orden y grupos de manifestantes contra la elección del nuevo primer ministro.
Así lo informó a Efe hoy en Budapest Eva Tafferner, portavoz de la Capitanía General de la capital magiar.
Una manifestación pacífica de 5.000 personas derivó anoche en encontronazos después de que varios representantes de la organización radical-nacionalista Guardia Húngara se enfrentaron con la policía, lo que provocó heridas leves a 19 agentes y 11 civiles, precisó Tafferner.
La manifestación había sido convocada por diferentes organizaciones cercanas a la oposición conservadora para rechazar al nuevo primer ministro, Gordon Bajnai, nombrado ayer por el Parlamento, y exigir elecciones anticipadas.
Además, 13 personas fueron detenidas.
Cuando el parlamento votó a favor de Bajnai, en la tarde del martes, la mayoría de los manifestantes abandonaron la plaza Kossuth, donde está el edificio del Parlamento, pero unas 500 personas siguieron en el lugar.
Esos grupos intentaron derrumbar los cordones colocados por la policía, ante lo cual los agentes recurrieron al gas lacrimógeno en su intento de dispersarlos.
Bajnai fue designado nuevo jefe del Gobierno húngaro después de haber sido votado mediante una moción de censura constructiva, acompañado por la protesta de organizaciones y partidos de derecha.