Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pregonero de Zamora pide "paz entre los cofrades" y se muestra a favor del acceso de las mujeres

El pregonero de la Semana Santa de Zamora 2012, Florián Ferrero, ha hecho un llamamiento a la "paz entre los cofrades" con el objetivo de restablecer el equilibrio en la Semana de Pasión, y se ha mostrado en contra de impedir el acceso a las mujeres.
Ha sido en el pregón oficial de la Semana Santa de Zamora, celebrado este mediodía en el Salón de Actos de Caja España-Duero, con la presencia de autoridades políticas, eclesiásticas y de la Junta Pro Semana Santa.
A lo largo de su intervención, Ferrero ha hecho un repaso, desde la niñez a la edad adulta, sobre cómo ha vivido la Semana Santa, con reminiscencias del pasado, y recordando fechas destacas de la historia.
El momento álgido de su discurso ha llegado en la recta final, cuando ha hablado de los peligros que corre la Semana Santa de Zamora y ha mostrado su opinión de que "si no logramos reestablecer el equilibrio urgentemente, habrá llegado a su final y perderá todo su sentido, como ya ha ocurrido en otros lugares".
De este modo ha exigido "paz entre los cofrades" y que se trabaje, en todos los ámbitos, bajo las premisas de caridad, culto y formación, como grandes pilares.
También se ha referido a las imágenes y cómo "se deben aproximar a los fieles", además de haber resaltado que "el Museo de Semana Santa debe ser el lugar de conservación y exhibición de los grupos procesionales, pero los Cristos y Vírgenes deben de estar en los altares".
Asimismo, ha afirmado que los números clausus, pueden ser un riesgo para el futuro de algunas cofradías y ha abogado por dar paso a los jóvenes para que no se corte su devoción.
"Bastará con ser imaginativos para conseguir fórmulas para turnarse en los desfiles, como se ha hecho en otros lugares", ha indicado entre aplausos de los presentes, además de afirmar con rotundidad que "no se puede impedir la entrada a las mujeres", puesto que "ya han pasado los tiempos en los que se tenían que limitar a lavar o planchar túnicas y caperuces".
"Todos somos iguales, somos files cristianos y como tales, nadie les debe cerrar el paso". Tampoco se ha olvidado de las autoridades civiles que, a su opinión, tienen obligación de potenciar la Semana Santa "por encima de todas las demás".