Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pregunta que no iba a caer aviva los nervios el primer día de selectividad

Los examenes de la selectividad han arrancado este lunes. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Para algunos ha sido "la novela hispanoamericana del XX" y para otros "la literatura española de los 60". El caso es que para casi todos los estudiantes que hoy se presentaban al primer examen de selectividad en la Universidad Autónoma de Madrid "han puesto la pregunta que no iba a caer".
En el tren de Cercanías que lleva a la estación "Cantoblanco-Universidad" el tema de conversación no era ni las elecciones europeas ni el repentino frío que azota la ciudad, sino las preguntas sobre sintaxis, las fechas clave de la Restauración y las lucubraciones sobre la temida pregunta de literatura.
Más de 23.000 alumnos madrileños de secundaria se dirigían hoy a las diferentes universidades para enfrentarse a la selectividad, una prueba de acceso de tres días en los que "se ponen muy nerviosos, aunque no tienen nada que temer", explica a Efe Juan Alberto Sigüenza, vicerrector de estudiantes de la Autónoma.
Él ha vivido ya "unas cuantas 'selectividades'" y sabe que casi todos los años aprueba casi el noventa por ciento de los que se presentan, lo que demuestra que una gran mayoría "llegará sin problemas a la universidad".
No piensan lo mismo los estudiantes, que si bien conocen las estadísticas de otro años, también aseguran que "alguien tiene que estar en ese diez por ciento que no pasa" y, sobre todo, apuntan que "más que aprobar, lo que pone nervioso es no llegar a la nota de corte".
Es el caso de Patricia, que minutos antes de entrar al examen recibía el apoyo de sus compañeras por un "momento de histeria" que sufrió al pensar que tal vez no le llega la nota para acceder a la que carrera con la que sueña desde pequeña: Medicina.
Pero los hay también que están muy tranquilos, son los "suertudos", como los llama Patricia, los que sólo necesitan un 5 para acceder a la carrera que quieren.
"Las carreras más demandadas son las relacionadas con las ciencias de la salud", apunta el vicerrector de estudiantes, "aunque Derecho, ADE y Publicidad cada vez son más demandadas".
Poco se debate sobre el Plan de Bolonia, ya que, según cuentan los pre-universitarios "no hay mucha información sobre el tema" a pesar de que serán ellos los que seguramente vivan los primeros años del proyecto europeo.
Alejandro, el primero en salir del examen, ya tiene cara de aliviado, aunque el de "Lengua y Literatura" no era el que más le preocupaba, sino el de "Física y Química" en el que espera que le toque sentarse "al lado de alguien que haya estudiado" más que él.
En cualquier caso, haber hecho ya el primer examen "relaja", no sólo porque significa que "queda uno menos" sino también porque, pasado el protocolo de la "llamada por nombre y apellido" y visto que las preguntas "no son imposibles" se hace más fácil pensar que "sólo es un examen más".
La universidad y el futuro profesional es lo que todos tienen en la cabeza, aunque en momentos como estos "es difícil hablar de ello" porque todavía "esta todo muy en el aire".
Así lo asegura Belén, que necesita una nota alta para entrar en Arquitectura pero que, por suerte para ella, intuía que este año entraría en el examen de Lengua "esa pregunta que todo el mundo creía que no iba a caer" y al final la ha "bordado".