Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se asienta la preocupación por sanidad y educación, tras los últimos recortes en algunas CC.AA.

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de octubre acentúa el pesimismo económico de los españoles y, mientras el paro y las dificultades económicas siguen encabezando la lista de problemas del país, se asienta la preocupación por la sanidad y la educación a raíz de los anuncios de recortes sociales y baja la originada por el terrorismo.
La encuesta dada a conocer este miércoles, se basa en 2.472 entrevistas personales realizadas en 238 municipios de España entre los días 1 y 9 de octubre, nada más arrancar la precampaña de las elecciones generales. Su margen de error es de más/menos dos puntos.
Preguntados por los problemas principales del país, se repiten los tres que vienen encabezando la tabla los últimos meses: el paro (mencionado en el 81 por ciento de las encuestas), los problemas económicos (51,3 por ciento) y la clase política (23,6 por ciento).
TEMOR A LOS RECORTES SOCIALES
A partir de ahí, llama la atención la presencia de dos asuntos que hace un año apenas se mencionaban: la sanidad, que con un 7,8 por ciento asciende al quinto puesto, detrás de la inmigración, y la educación, que con un 6,2 por ciento aparece en séptimo lugar, tras la inseguridad ciudadana.
Ambos temas se asientan entre los principales problemas del país coincidiendo con las noticias que en septiembre y en octubre han venido publicándose sobre recortes sociales en distintas comunidades.
Por el contrario, el terrorismo, que hace unos años era considerado el primer problema del país, vuelve a bajar y ya sólo es citado en el 3,3 por ciento de los cuestionarios, su cota más baja. La encuesta es anterior al anuncio de ETA de abandonar definitivamente su actividad armada.