Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta de la SEMHU critica que España se comprometió a acoger a 15.000 refugiados y sólo hay 800

La presidenta de la Sociedad Española de Medicina Humanitaria (SEMHU), Pilar Estébanez, ha criticado este lunes, en uno de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) celebrado en Laredo, que el compromiso de España era "acoger a 15.000 refugiados y sólo ha acogido a 800".
La también directora del curso sobre población refugiada ha declarado que "el plazo se acaba en septiembre y el Gobierno habla mucho del compromiso de bajar el gasto pero se olvidan de este otro compromiso adquirido y firmado en un convenio".
A la inauguración del seminario 'Formación y sensibilización para la atención a la población refugiada' también ha acudido el rector de la UC, Ángel Pazos; el vicerrector de Cultura y Participación Social, Tomás Mantecón; la directora de la sede de Laredo, Raquel Gómez; y el concejal de Cultura del Ayuntamiento pejino, Jesús San Emeterio.
En el acto, el rector ha explicado su interés en estar presente en la inauguración "por lo que significa la celebración de este curso", y ha asegurado que "de todo lo que se va a tratar y abordar en él, lo más importante es la sensibilización hacia la población refugiada". En ese sentido ha añadido que "hay que recordar que las fronteras las hemos trazados los humanos".
Además, el rector de la UC, que se ha confesado "europeísta convencido", ha señalado que las dificultades económicas están significando un freno al acogimiento de inmigrantes que no está en sintonía con la idea de Europa, y ha asegurado que "la gente se está despegando del sentido de Europa".
Así, ha dicho que "estamos en un momento de bajo europeísmo y lo que está pasando con los refugiados no ayuda", y que "nos estamos jugando que Europa vuelva a ser una iniciativa que ilusione".
Estébanez, por su parte, ha destacado también que "lo más importante es que la opinión pública cambie la forma de ver este asunto" y que es esa opinión pública "la que tiene que cambiar desde el sector sanitario, el sector social. En definitiva, desde cualquier sector".
Para la experta, es importante que tener en cuenta que los refugiados "no vienen a quitarnos nuestras cosas, al contrario", y ha incidido en que "les debemos eso, porque el asilo es un compromiso de Europa".
El curso que Estébanez dirigirá hasta el miércoles en Laredo es un curso ennfocado "a profesionales de cualquier nivel, asistentes sociales y personas interesadas" en general, pero sobre todo, "gente con carrera universitaria de Enfermería, médicos o abogados", según ha explicado.
"El problema de la crisis de los refugiados tiene implicaciones en todas las disciplinas, desde lo jurídico hasta lo psicológico o geopolítico", ha subrayado la presidenta del SEMHU.
Además, ha hecho hincapié en la idea de que no hemos llegado a acoger la cifra de refugiados comprometida y apuntó que la actual crisis humanitaria que se está viviendo en Europa trae aparejada un aumento de la xenofobia y el racismo.
"Lo están provocando los propios gobiernos. Estamos en la mayor crisis europea después de la Segunda Guerra Mundial", ha asegurado la directora del monográfico.
En el seminario se aborda también el tipo de respuesta sanitaria que se da a los refugiados que llegan a nuestro país y, en ese sentido, la directora ha alertado de que aunque "lo normal es que cuando lleguen a un sitio tengan su reconocimiento sanitario para ver si es un enfermo crónico, una mujer embarazada o vienen con una herida de guerra, es decir, tendrían que tener una atención psicosocial mental, en realidad no es así, no les ofrecemos eso".
Por último, sobre la violencia de género, una problemática añadida para las mujeres refugiadas, ha concluido que "se piensa que más de un treinta por ciento de mujeres vienen con este problema y es algo en lo que tenemos que implicarnos sanitarios y abogados".