Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del Cabildo de Tenerife lamenta que la Aemet no haya hecho una "mejor previsión" del temporal

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha lamentado este martes que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no haya hecho una "mejor previsión" de la tormenta del pasado domingo, pero ha incidido en que no se quiere "escudar" en la predicción y ha reconocido "autocrítica" en la situación de los barrancos de El Hierro, en Tío Pino, El Cercado o la Avenida de Venezuela.
En una rueda de prensa celebrada para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, ha dicho que la previsión, de nivel naranja, era de 30 litros por metro cuadrado, y en una hora, cayeron más de 100 litros.
En esa línea, ha pedido "mejoras" en el futuro, si bien ha señalado que hay que "acostumbrarse" a fenómenos meteorológicos de este tipo y tomar medidas para hacer frente a las emergencias, ya que una pérdida humana es "irreparable", tal y como sucedió el pasado domingo con una mujer de 56 años que falleció tras ser arrastrada por el agua en la Avenida de Venezuela.
Ha dicho que con una previsión "más adecuada" se hubieran podido arbitrar mecanismos de protección en algunas zonas, aunque no ha ocultado que episodios como el del domingo "van a seguir pasando" porque todas las aguas llegan a la zona baja de la ciudad.
Alonso ha recordado que en la 'riada' de 2002 llovió más --hasta 232 litros por metro cuadrado-- pero durante más tiempo, y pese a las "avenidas importantes" generadas el pasado domingo, ha valorado que en general, las infraestructuras acometidas en los últimos años "funcionaron adecuadamente" tras una inversión de 55 millones, de los que 37 fueron aportados por el propio Cabildo, caso de Tahodio o El Bufadero.
Cara al futuro, ha pronosticado que la canalización de aguas pluviales es "difícil" porque la ciudad está construida "en ladera", y en esa línea, ha insistido en que "el riesgo siempre va a existir", por lo que se va a incidir, especialmente, en los barrancos.
Por ello, ha anunciado una inversión de unos 5 millones en los barrancos de El Hierro, a la altura de Tío Pino, y el Cercado, en San Andrés, más otros 3,2 millones en obras de acondicionamiento de pluviales en la Avenida de Venezuela, zona suroeste, y pasarelas en Valle Brosque y el puente de El Cabo.
El presidente ha detallado que las obras serán declaradas de emergencia, y las de pluviales, con cargo al Plan de Cooperación, tendrán los proyectos redactados en un mes para que las obras empiecen a comienzos de 2015.
APOYA QUE NO SE TIRE EL 'MAMOTRETO'
Sobre la obra de El Cercado, cofinanciada por Cabildo y Ayuntamiento, ha dicho que se va a acometer independientemente de lo que pase con el 'mamotreto', inmerso en una causa judicial, aunque personalmente, ha apoyado que no se derribe y se dedique en el futuro a la construcción de un espacio público.
Asimismo, ha dicho que se invertirán más de tres millones en otros puntos de la isla como el barranco de Badajoz, en Güímar, Guaza (Arona) y Guía de Isora para mejorar los pluviales.
En el caso de los túneles --se inundó el de Vía Litoral-- ha dicho que lo mejor es cerrarlos para garantizar la seguridad de las personas cuando haya tormentas, tal y como se hace en algunas ciudades de Europa, caso de Bruselas.