Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso asume que ya se sabe cuál fue "el fallo" y elogia a Mato

Defiende que lo que dijo el consejero madrileño es que no dar información real a los médicos dificulta el control de la enfermedad
El presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, el 'popular' Mario Mingo, considera que la ministra del ramo, Ana Mato, está actuando "de forma ejemplar" ante el primer contagio de ébola que ha tenido lugar en España y se ha felicitado de que "parece que con casi total seguridad" ya se sabe "exactamente" que "el fallo" que provocó que la auxiliar de enfermería Teresa Romero se contagiara es que se tocó la cara al quitarse el traje con el que había entrado en la habitación del religioso infectado al que atendió.
"Afortunadamente ya parece que con casi seguridad sabemos exactamente dónde estaba el fallo en el proceso de la enfermedad. Eso nos ayuda a controlar la enfermedad y eso es una seguridad para todos los ciudadanos", ha comentado en declaraciones en el Congreso.
Preguntado sobre si el testimonio de una paciente convaleciente, aislada y sometida a una gran presión es suficiente para determinar que ese fue el único fallo, Mingo ha respondido que "hay que respetar lo que digan los epidemiólogos" y dejar trabajar a los médicos que "son lo que tienen que marcar las pautas".
LO IMPORTANTE NO ES HACERNOS PREGUNTAS
"Lo importante no es hacernos preguntas, sino tener el control de la enfermedad, controlar los contagios y tener una información adecuada que satisfaga a la gente y la tranquilice, porque es lógico que la gente que no conoce estas cosas tenga miedo", ha dicho, recalcando que hay que actuar con serenidad y tranquilidad.
Respecto a las palabras del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, que acusó de mentir a la enfermera contagiada, aunque luego rectificó, Mingo interpreta que "lo que vino a decir" es que es "trascendente" que los pacientes den a sus médicos una información "real". "Cuando las personas no aportan la información exacta pueden contribuir a dificultar el control que los médico y epidemiólogos tiene que hacer de la enfermedad", ha agregado.
Además, ha subrayado que la ministra de Sanidad "ha tenido una actuación ejemplar desde el punto de vista de la coherencia de lo que tiene que hacer" y que, pese a las críticas de la oposición, es "razonable" que Mato vaya a acudir al Congreso el jueves de la próxima semana.
TODO CONTROLADO
Tras repasar todos los pasos que ha ido dando la responsable de Sanidad ha recordado que en España el modelo sanitario está "descentralizado" y que "las competencias en asistencia sanitaria y de salud pública las tienen las comunidades autónomas". "En un tema de tanta trascendencia, todos tenemos que estar unidos y trabajando en común", ha aseverado.
Y ha concluido enviando un mensaje de tranquilidad: "Los controles de seguridad, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los acuerdos europeos con el centro de investigación científica y técnica desde el punto de vista de las enfermedades infecciosas... Todo eso está controlado".