Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de los obispos pide "no salirse de la órbita" de protección a la libertad religiosa

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha apelado al "gran sentido de responsabilidad" de los españoles de cara a las elecciones generales del próximo 26 de junio y ha pedido "no salirse de la órbita" del marco constitucional que protege la libertad religiosa.
"Creo que esta sociedad tendrá un gran sentido de la responsabiidad en este momento crucial. Por lo que se refiere a la libertad religiosa, nos guiamos por nuestra Constitución, por la declaración del Concilio Vaticano II sobre libertad y por la Declaracion Universal de los DDHH. Este es nuestro anclaje, pediría que a la hora de los cambios que tengamos hacer, que pueden ser sugeridos y convenientes, que no nos salgamos de esta órbita", ha reclamado en declaraciones a la COPE recogidas por Europa Press.
Concretamente, ha insistido en no salirse del marco constitucional, "una forma de convivencia que ha regido de forma adecuada y que fue votada por todos".
Al arzobispo de Valladolid también le preocupan las actuaciones y anuncios que se lanzan desde algunos ayuntamientos y autonomías que, a su juicio, "no terminan de acertar" y les "sobresaltan" con algunas decisiones.
"No se ve que se acierte por parte de instituciones que ya desde hace algún tiempo vienen rigiendo, agrupaciones que se constituyeron legítimamente, pero que a veces nos sobresaltan con anuncios, con manifestaciones. No podemos andar dando bandazos en nuestra historia, no es saludable", ha subrayado, al tiempo que ha pedido a los políticos que se guíen "por el bien común" y no por "un proyecto a veces muy ideologizado".
Por otro lado, ha lamentado que no se valore el servicio de los cerca de 2.500 colegios católicos concertados que suponen un ahorro al Estado de cerca de 2.700 millones de euros, según recoge la Memoria de Actividades de la Iglesia en España, con datos de 2014.
"Solo desde el punto de vista económico, esta colaboración de la Iglesia a través de las diversas vías, también de los colegios concertados, es un ahorro enorme para las arcas del Estado, y nosotros lo hacemos, no con la intención de ponernos medallas", ha subrayado.
El presidente de la CEE ha afirmado que la Iglesia está "hondamente radicada" en España y que el impacto económico de las celebraciones religiosas tiene "una gran incidencia en la convivencia", tal y como se refleja en la memoria anual que presentaron este jueves.
Blázquez agradece la confianza de los contribuyentes que marcan la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta, que "han permitido que casi cinco millones de personas hayan sido atendidas".
El cardenal ha expresado su deseo de moverse en el ámbito "de la sociedad libre, de la constitución" y se pregunta "porqué no hay alusiones al servicio extraordinario" que realizan.