Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presos que se quedan en prisión en lugar de salir en libertad

Prefieren estar entre rejas que en la calle. Ante la crisis, uno de cada cinco presos en tercer grado de la cárcel de Fontcalent, en Alicante, renuncia a su derecho a salir en libertad ante la imposibilidad de encontrar trabajo. Cada vez es más común que los propios reos pidan a sus letrados postergar su puesta en libertad. Y es que salir a la calle supone gastar dinero y, por eso, prefieren quedarse en el módulo de semi libertad que sólo está adecuado para que acudan a dormir y carece del personal suficiente. Las prisiones de Alicante y Villena superan el 150% de su capacidad.