Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abuela, primera opción para cuidar a los hijos y pedir dinero, y la pareja, cuidador en caso de enfermedad

El 32,2% de los españoles elegiría en primer lugar a su madre en caso de que tuviera de ciudar de sus hijos menores, por delante de otras opciones, además de ser la principal opción para pedir dinero prestado, mientras que la pareja se erige como la preferida en caso de enfermedad, según los resultados del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de febrero.
De este modo, a la pregunta de '¿A qué persona acudiría en primer lugar para?' y '¿Qué relación tiene esa persona con usted?', en el supuesto relativo al cuidado de los hijos menores (o si no los tiene, en el caso de que los tuviera), el 32,2% de los encuestados se decanta por su madre; el 19,8% por la pareja y el 8,9% por la pareja. Por el contrario, las opciones menos elegidas serían un compañero de trabajo o vecino (en ambos casos, con un 0,1%), seguido de la expareja (0,5%).
En el caso de necesitar cuidado si cayera enfermo, el 50,1% se decanta por la pareja y el 21,0% por la madre, mientras que un 5,9% menciona al hijo y un 3,6% a su hermana. A la pregunta de a qué personas acudirían para que le prestara dinero en caso de necesidad de nuevo la madre vuelve a ser la opción mayoritaria (20,1%), seguida del padre (17,3%), la pareja (14,8%) o un hijo (10,7%).
Para hablar en caso de tener un problema, sentirse triste o deprimido, el 42% se decanta por la pareja, seguida de una amiga (10,6%) mientras que los amigos (19,3%) son la opción preferida en caso de necesitar ayuda para encontrar un trabajo.
Precisamente, en los últimos seis meses, un 34,3% de los ciudadanos consultados afirma que ha cuidado a algún familiar, amigo o vecino por enfermedad; un 26,1% ha prestado dinero a algún familiar, amigo o vecino; el 70,2% ha animado (apoyado emocionalmente) a algún familiar, amigo o vecino; el 33,1% ha informado a algún familiar, amigo o vecino sobre algún puesto de trabajo y el 33,3% ha cuidado de los hijos menores de algún familiar, amigo o vecino.