Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las primeras horas son vitales en la investigación de las desapariciones

Marta del Castillo desapareció en Sevilla el 24 enero.telecinco.es
Las desapariciones de menores movilizan a la opinión pública y las familias se desviven por encontrar a sus hijos. La Guardia Civil y el departamento de Homicidios y Desapariciones de la Policía Nacional investigan estas desapariciones. Siempre se les da prioridad y nunca se cierra el caso a pesar del paso del tiempo. Ambos cuerpos, establecen un protocolo de actuación en cada desaparición y confirman la necesidad de denunciar cuánto antes.

 

"La denuncia por desaparición se tiene que poner cuánto antes. La creencia general de que hay que espera un tiempo para poner la denuncia es un mito. Los testimonios frescos, las pruebas en el lugar de la desaparición y el estudio del entorno cuánto antes son vitales en la investigación", según la Guardia Civil. 
En un primer momento, seinvestiga el entorno familiar y el entorno escolar en caso de menores. Las pruebas de esos primeros momentos son fundamentales según fuentes de la Guardia Civil. Los investigadores acuden de forma inmediata al lugar donde ha podido ser vista por última vez. Se fija un radio de búsqueda y se analiza exhaustivamente cada detalle en el lugar de la desaparición.
La Guardia Civil clasifica las desapariciones en tres tipos: de carácter voluntario, de carácter accidentado o de carácter forzado. En el caso de menores, siempre son prioritarias y de carácter forzado ya que un menor no desaparece por voluntad propia en la mayoría de los casos. La Policía Nacional explica que los menores "son desaparecidos en contra de su voluntad y detrás de cada caso se esconde un delito de secuestro, violación o asesinato".
En España hay un número elevado de denuncias por desaparición, "aunque no detrás de cada caso hay un delito". Gran parte de las desapariciones se resuelven en los días posteriores. Más del 80% de los casos de menores se resuelven en las primeras 48 horas porque suelen ser fugas.Danielly es un ejemplo, esta niña de 12 años ha vuelto a casa después de desaparecer el pasado viernes al terminar las clases.
"A los dos años puede parecer que está estancada la investigación, pero en la mayoría de las ocasiones se decreta el secreto de sumario porque no interesa dar publicidad a la investigación", explica la Guardia Civil. Yéremi Vargas lleva casi dos años desaparecido y fuentes de la Polícia Nacional confirman que la investigación sigue abierta. La madre del niño explica que los investigadores decretaron secreto para no interferir en su trabajo, aunque conserva la esperanza de encontrar a su hijo.
En casos como el de Marta del Castillo, las campañas por Internet y por televisión dan publicidad a las desapariciones y satisfacen la necesidad de la familia de intentar por todos los medios que su hijos aparezcan. La Guardia Civil explica que no siempre beneficia a la investigación y que es favorable siempre que los investigadores tengan conocimiento de ello y lo autoricen.