Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez manda a la prisión al activista que estafó medio millón a 39 bancos

El juzgado de instrucción número 29 de Barcelona ha decretado hoy el ingreso en prisión sin fianza de Enric Duran, el activista antisistema que presuntamente estafó 492.000 euros a 39 bancos para demostrar su desacuerdo con el actual sistema financiero mundial.
Tal y como solicitaba la Fiscalía, el juez instructor ha ordenado el ingreso en prisión del activista, al que se conoce como el "Robin Hood de los bancos", por los delitos de estafa y falsedad documental, argumentando que existe riesgo de que huya si queda en libertad con cargos, según han informado a Efe fuentes judiciales.
Enric Duran fue detenido el pasado martes en la Universidad de Barcelona (UB), donde daba apoyo a los estudiantes antiBolonia, justo la víspera del conflictivo desalojo del rectorado de la UB, por orden del juzgado.
La detención se produjo el día siguiente de que Duran reapareciera públicamente, seis meses después de su sonada estafa a los bancos, para presentar una nueva publicación financiada con el dinero que obtuvo y en la que propone un plan de acción "postcapitalista" para superar la crisis.
Duran ha pasado hoy a disposición del juzgado de instrucción número 29 de Barcelona, que es el que abrió diligencias a raíz del atestado que presentaron los Mossos d'Esquadra el pasado mes de septiembre, cuando se distribuyó la publicación "Crisis", en la que el activista explicaba cómo estafó a los bancos a través de créditos personales y una empresa ficticia.
Conducido al juzgado por cuatro mossos d'esquadra -cuando la proporción suele ser de dos agentes por detenido-, Duran ha reconocido ante el juez que engañó a los bancos y que el medio millón que obtuvo lo destinó a las dos publicaciones antisistema y a varios movimientos sociales, sin especificar cuáles.
Precisamente, en el auto en el que resuelve su ingreso en prisión, el juez ha argumentado que, como Duran no ha podido acreditar el destino del dinero estafado, podría utilizarlo para huir del país y eludir la acción de la Justicia.
El letrado de Enric Duran, que recurrirá la orden de ingreso en prisión, ha negado ante el juez que el activista estuviera ilocalizable durante los últimos seis meses, como lo prueba el hecho de que le han llegado citaciones judiciales por varias causas que tiene abiertas en la jurisdicción civil por las estafas a bancos.
Una veintena de las entidades bancarias a las que Duran estafó han presentado denuncias en el juzgado, mientras que el resto han optado por demandarlo por la vía civil, aunque el activista ha decidido no ejercer su derecho a la defensa en los procesos civiles por las deudas que tiene contraídas y será juzgado en rebeldía.
El letrado de Duran ha insistido, en declaraciones a Efe, que su cliente no ha desatendido ninguna citación judicial en la que fuera obligatorio presentarse -las civiles no lo son- y que, de hecho, al día siguiente de ser detenido tenía previsto personarse en el juzgado de instrucción que ahora lo ha enviado a la cárcel.
Según el abogado, ni en su casa, ni en el trabajo ni en su domicilio familiar Enric Duran ha recibido ninguna citación durante los últimos meses para acudir al juzgado de instrucción.