Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La procesión del Indulto de Palencia desfila con legionarios pero sin preso indultado por segundo año

Cientos de fieles y visitantes han participado en Palencia en la Procesión del Indulto, organizada por la Cofradía del Cristo de la Misericordia y en la que por segundo año consecutivo no se ha indultado a ningún preso del Centro Penitenciario de la Moraleja de Dueñas, puesto que ninguno de los internos cumplía con los requisitos pertinentes.
'El Indulto' se incorporó al ciclo procesional de la Semana Santa palentina el Jueves Santo de 2011, año en el que comenzó a salir el preso indultado en esta procesión ya que antes había desfilado primero en las procesiones del Prendimiento y luego en la del Santo Vía Crucis.
A mediodía ha salido de la Iglesia de la Compañía, una hora antes de lo habitual, el Cristo de la Misericordia con su Cofradía, que fue al encuentro de los otros tres crucificados que protagonizaron iconográficamente el desfile. La Unidad Especial de Caballería de la Policía Nacional junto a la Banda de Cornetas y Tambores de la hermandad marcaron el camino de la misma.
En la Plaza de San Pablo esperaban así el resto de hermandades para continuar con el recorrido hasta la Plaza Mayor donde les esperaba la figura de Nuestra Madre Dolorosa.
Así, tras los caballos han avanzado los pasos de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli (Anónimo del siglo XVII), el Santísimo Cristo del Otero de San Pablo, de la Escuela Palentina y perteneciente al siglo XVII, así como la Agrupación de Antiguos Legionarios de Valladolid donde los veteranos han portado a hombros a su patrón ante la mirada atenta de números palentinos. Cerraba la comitiva la talla del Santísimo Cristo de la Misericordia (Portillo siglo XVI).
Ya en la Plaza Mayor se ha llevado a cabo el indulto "una medida de gracia que este año no ha podido ser atendida" en la petición que la Hermandad de Cofradías hace en favor de algún condenado palentino por penas menores.
"Pero esta circunstancia no debe despojar de sentido a este acto porque Dios sigue ofreciendo su perdón todavía a todos nosotros cuando nos acercamos a él con el corazón arrepentido", ha proclamado el párroco ante los fieles, a la vez que ha pedido una oración por las víctimas de los atentados de Bruselas. Finalizada esta sencilla ceremonia, se ha retomado la procesión que terminó con los crucificados junto a la Iglesia de la Compañía.
El hábito de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia, organizadora de la procesión y que cuenta en la actualidad con 460 cofrades, es la túnica roja y capillo rojo, en recuerdo de la Sangre del Redentor. Cíngulo blanco, en señal de penitencia. Capa blanca, como símbolo de la Gracia y Luz Divina, con el escudo de la Cruz de la Hermandad en rojo y blanco, sobre el pectoral izquierdo.