Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las primeras procesiones de Viernes Santo salen puntuales para recorrer el centro de la capital

"Por España", ha dicho la Infanta Elena cuando ha procedido a dar la orden de la segunda 'levantá' del Cristo de los Alabarderos
La lluvia, que ha protagonizado la Semana Santa en anteriores ocasiones, no ha hecho su aparición este Viernes Santo y ha permitido que los madrileños hayan podido salir a la calle para disfrutar de las tradicionales procesiones, algunas de las cuales ya han salido puntuales a recorrer el centro de la capital.
La primera procesión que ha llenado las calles de la capital ha sido la del Jesús Nazareno de Medinaceli de la Archicofradía Primaria Nacional de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno, con sede en la Basílica del Cristo de Medinaceli.
Como es habitual, ha dejado la basílica entre aplausos y como novedad, el Cristo de Medinaceli ha estado acompañado de 'La Dolorosa'.
Nada más salir, se ha podido oír el himno de España y también a una mujer entonando una saeta. Además, junto al Cristo de Medinaceli se ha podido ver al Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.
Al mismo tiempo se ha puesto en marcha otra de las procesiones más esperadas: la del Santísimo Cristo de los Alabarderos, que ha salido a la calle desde el Palacio Real a hombros de los cofrades de la Congregación del Santísimo Cristo de la Fe y en presencia, como ya es tradición, de la Infanta Elena.
"Por España", han sido las palabras que ha pronunciado la Infanta cuando ha procedido a la segunda 'levantá' del Cristo de los Alabarderos.
Por su parte, la procesión del Silencio, de gran tradición en la capital, ha sacado a la calle la talla del Santísimo Cristo de la Fe, de José Capuz.
A las 19.30 horas, será el turno del Divino Cautivo, y de la procesión de María Santísima de los Siete Dolores, que recorrerá una gran parte de La Latina.
Finalmente, la Real y Primitiva Cofradía del Glorioso Patriarca Señor San José y Santísimo Cristo de la Vida Eterna saldrá a las 20.30 horas con el Santo Entierro con las tallas de Lignum Crucis y María Santísima de la Paz.