Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 32% de las muertes que se producen en Baleares están provocadas por una enfermedad cardiovascular

El 38% de los hombres que acuden a Atención Primaria han padecido algún episodio de disfunción eréctil
Un 32 por ciento de los fallecimientos que se producen en las islas están provocados por una enfermedad cardiovasculares, mientras que el 38 por ciento de los hombres que acuden a una consulta de Atención Primaria en Baleares reconocen haber padecido algún episodio de disfunción eréctil, tal y como ha puesto de manifiesto el cardiólogo y codirector del Instituto de Cardiología Blanquerna, Juan Gual, durante la presentación de la campaña 'Por ti, por mí, por el sexo con corazón'.
En su intervención ante los medios, el especialista ha señalado que entre todas las enfermedades cardiovasculares, la cardiopatía isquémica es la más frecuente (29 por ciento de las muertes), seguidas de las cerebrovasculares (25 por ciento) y arritmias y otros eventos cardiovasculares (21 por ciento).
Además, en comparación con el resto de regiones, Baleares se sitúa ligeramente por debajo de la media española en cuanto a la incidencia de la cardiopatía isquémica en la mortalidad (69,7 fallecimientos por 100.000 habitantes, siendo la media nacional de 74,2). Respecto a la repercusión de las enfermedades cerebrovasculares en la mortalidad poblacional, esta comunidad ocupa una posición intermedia (59,2 defunciones por 100.000 habitantes frente a los 63,9 de la media española). Igualándose a la media nacional en arritmias y otros eventos cardiovasculares (48,8 defunciones frente a 48,7).
Acompañado por el urólogo de la Policlínica Miramar, Enrique Sala, y el médico de familia y sexólogo Joan Mir, Gual ha explicado que la relación entre enfermedad cardiovascular y salud sexual no se produce únicamente tras sufrir un episodio cardiovascular, sino que puede preceder a la enfermedad, e incluso se convierte en un síntoma. Es el caso de la disfunción eréctil, "un importante marcador precoz de riesgo coronario, ya que puede avisar hasta tres años antes de la aparición de una patología cardíaca", ha expuesto.
En esta línea, los expertos han afirmado que la salud sexual de las personas que han sufrido un evento cardiovascular "queda alterada", tal y como afirman la mayoría de los 120 pacientes que han respondido a una encuesta en la que han participado 30 asociaciones de pacientes coronarios de toda España. La mayoría de estos pacientes retrasaron el momento de mantener nuevamente relaciones sexuales tras haber sufrido un episodio cardiovascular y la principal razón fue el miedo. De sus comentarios, destaca que para la mayoría poder llevar una vida sexual satisfactoria resulta importante.
Por ello, la Fundación Española del Corazón (FEC), la Fundación para la Investigación en Urología (FIU) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), en colaboración con Lilly, han puesto en marcha una iniciativa informativa bajo el lema 'Por ti, por mí, por el sexo con corazón', cuyo fin es concienciar a la población sobre la vinculación existente entre enfermedad cardiovascular y salud sexual, especialmente, disfunción eréctil.
En este sentido, tres especialidades distintas se hayan involucrado en esta iniciativa, aportando sus puntos de vista sobre un problema que es más que personal o familiar, con el objetivo de incidir en la prevención y enseñar a la población qué es la disfunción eréctil especialmente en las personas con cardiopatías. La campaña, a su paso por Palma de Mallorca, ha contado con la colaboración del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Baleares y la Associació per a la Rehabilitació Cardiaca de Balears (Arcor).
MISMOS FACTORES DE RIESGO
Según han puesto de manifiesto en el acto, la disfunción eréctil y la enfermedad cardiovascular poseen prácticamente los mismos factores de riesgo, como es el caso de la hipertensión, la arterosclerosis, la obesidad, el tabaco, las drogas o el alcohol. Así, dos de cada tres hombres con hipertensión arterial tienen disfunción eréctil, y más de la mitad de los que poseen disfunción eréctil, tiene colesterol elevado, lesiones coronarias (el 40 por ciento posee oclusiones coronarias relevantes) y prueba de esfuerzo alterada.
En este sentido, según Mir, un 93 por ciento de los pacientes que tienen alguna enfermedad cardiovascular padecieron entre dos y tres años antes disfunción eréctil, por lo que la disfunción eréctil podría predecir o alertar sobre muchas de las futuras enfermedades cardíacas. "Este dato revela hasta qué punto esta disfunción es un importante marcador precoz del riesgo coronario y del desarrollo de una futura patología cardíaca", ha subrayado.
La disfunción eréctil, en sus diferentes niveles llega a afectar al 40 por ciento de los hombres mayores de 40 años, y se agrava con la edad. La prevención y la actuación sobre el estilo de vida, consumiendo una dieta saludable baja en grasas, reduciendo el consumo de alcohol, evitando el tabaco, perdiendo peso e incrementando la actividad física, es la primera actuación que debe tener en cuenta el paciente.