Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El profesorado joven de la enseñanza pública se ha reducido casi a la mitad en ocho años, según UGT

El número de profesores menores de 30 años en los colegios públicos españoles se han reducido "prácticamente a la mitad" en los ocho años que lleva realizándose el estudio sobre la 'Población Docente Envejecida' que lleva a cabo UGT.
Desde la primera edición del informe (que analizaba el profesorado del curso 2006-2007) hasta el último, publicado este jueves y que estudia la plantilla del curso 2013-2014, el número de profesores menores de 30 años ha pasado de ser de 39.886 a un total de 20.709, un descenso cercano al 50%.
"Sin embargo en este mismo curso 2013-14 en el tramo de edad de 50 a 59 años se observa un aumento del profesorado con respecto al 2006-07, pasando de 96.636 a 124.820 en el 2013-14, es decir 28.184 profesores más. Claramente estas cantidades aumentarán si se acumulan las de los años intermedios", señala el estudio.
En cuanto al resto de tramos de edad del último estudio, en el conjunto de los colegios públicos españoles, el número de profesores de entre 30 y 39 años era de 138.436 (29,02% del total respecto al 21,33% del 2006-2007), y un total de 145.520 tenían entre 40 y 49 años (el 30,51%, frente al 28,2% de 2006-2007). Los docentes de entre 50 y 59 eran 151.705 (31,8% del total frente al 21,4% de 2006-2007) y, además, un 3,26% (2,24% en 2006-2007) del profesorado (15.541 docentes) tenían más de 60 años, mientras que del 0,23% restante no se conoce la edad en el estudio.
Aún así, el porcentaje de profesores menores de 40 años en España 34,2% se sitúa por encima del promedio de los países de la UE, que es de un 33,6%, según consta en el documento de UGT.
Las cifras que presenta el estudio muestran que las comunidades autónomas donde el porcentaje de profesorado joven (hasta 30 años) es menor son Canarias (1,33%), Extremadura (2,07%), Ceuta (2,59%), Murcia (2,9%), Asturias (3,22), Galicia (3,51%) y País Vasco (3,58%), aunque la mayoría de las regiones españolas no presentan porcentajes de profesorado joven muy superiores.
En el extremo opuesto de la tabla se encuentra Navarra (12,39%), Madrid (7,9%), La Rioja (7,8%), Aragón (6,3%), Comunidad Valenciana (6,04%) y Castilla-La Mancha (5,09%), mientras que en el centro se encuentran Cantabria (4,69%), Baleares (4,61%), Andalucía (4,27%) y Melilla (4,04%).
En el caso de los profesores con más de 60 años, las regiones donde el porcentaje de estos docentes es mayor son Ceuta (6,6%), Asturias (4,92%) y Melilla (4,72); y aquellas en las que el profesorado de entre 50 y 59 años representa un porcentaje mayor son Asturias (34,16%), Castilla y León (31,77%), La Rioja (29,49%) y Cantabria (28,26%).
Para la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), el envejecimiento del cuerpo de docentes de centros públicos obligará en la próxima década a llevar a cabo una "renovación sustantiva" en los puestos de trabajo.
En este sentido, critica el descenso de la incorporación de profesores jóvenes al sistema de educación pública que muestra la menor proporción de estos docentes respecto a los estudios anteriores, y advierte de que la consecuencia de ello radica en que "el ritmo de envejecimiento sea más rápido que el de la incorporación de profesorado con menos edad".
"Teniendo en cuenta el elevado número jóvenes que no se han incorporado a la docencia a lo largo de estos cursos, la situación dentro de unos años, de no corregirse, puede ocasionar la escasez de profesorado y el envejecimiento acelerado del actual", valora el sindicato.
UGT culpa de ello a "una serie de medidas de recortes que a lo largo de estos últimos años que han determinado la distribución de edad del colectivo", entre las que señala la reducción de la tasa de reposición del profesorado .
Además, señala estudios de la OCDE que muestran que "el envejecimiento del profesorado ha empeorado" y es una tendencia que afecta de forma grave a Alemania, Italia, Luxemburgo, Suecia, e Islandia en primaria, secundaria o en ambos niveles, respecto al índice de reemplazo propuesto por el organismo internacional.
"El número de profesores en el tramo mayores de 50 aumenta año tras año y por el contrario el número de jóvenes desciende, por lo que si se sigue a este ritmo, va a seguir aumentando el desequilibrio en la distribución de los tramos de edad, que provocará claustros envejecidos y la posible falta de profesorado si no se toman medidas urgentes", ha expresado el sindicato.
PLANIFICACIÓN Y MEDIDAS PARA EVITAR LA ESCASEZ
Por ello, insta a las autoridades educativas a desarrollar una "planificación a medio y largo plazo" que establezca objetivos y medidas para "prevenir la escasez de profesorado y evitar posibles reemplazos masivos", para lo que cree necesario, revertir los recortes aplicados, recuperar la tasa de reposición hasta niveles "equilibrados" y trabajar para "hacer de la docencia una carrera atractiva" para los jóvenes que eligen su itinerario profesional, así como tener la formación de los docentes como "un asunto prioritario en las políticas educativas".
El sindicato ha pedido también que se adopten medidas como el mantenimiento indefinido de la jubilación anticipada voluntaria (que actualmente se sitúa en 60 años) y la recuperación de la jubilación anticipada voluntaria e incentivada, al considerar que cuando se adoptó con la LOE "dio un buen resultado permitiendo el acceso a la docencia a gran número de titulados jóvenes".
También reclama el incremento de los haberes reguladores y la pensión máxima y la promulgación del derecho a la jubilación anticipada con treinta años de cotización y sin límite de edad para el colectivo profesional.
En cuanto a los profesores de mayor edad, propone "arbitrar otras funciones" como la gestión de bibliotecas, apoyos, tutorización de profesorado novel, de estudiantes en prácticas, docencia a futuros profesores o colaboración con la universidad, entre otras propuestas.
"Las especiales condiciones en que trabaja actualmente el profesorado, junto con las responsabilidades de su función y conflictos generados por la heterogeneidad del alumnado, requiere unas buenas condiciones psicofísicas", asegura.