Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 48.000 personas piden prohibir el uso del toro 'Easy Rider' en la ópera 'Moisés y Aarón, que se estrena este martes

Más de 48.000 personas han pedido al Ministerio de Cultura y a la Alcaldía de Madrid, a través de la plataforma 'change.org', la prohibición del uso del toro 'Easy Rider' durante la representación de la ópera 'Moisés y Aarón', que se estrena este martes 24 de mayo en el Teatro Real.
Según han informado a Europa Press fuentes de la plataforma, el punto álgido de esta petición se alcanzó hace un par de semanas, cuando se registraron unas mil firmas al día.
La petición, que parte de una iniciativa de Jaime Alcázar, señala que la aparición de este toro "supone la exposición del animal a luces y sonidos intensos, el transporte constante y un estrés innecesario tanto durante los 15 minutos que dura la escena en la que se incluye como en el resto de la representación, los ensayos y los casi dos meses que la ópera estará en Madrid".
Alcázar ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que se sienten satisfechos del impacto alcanzado, aunque ha lamentado que no haya ocurrido como en Francia, cuando se estrenó la obra, donde, con 30.000 peticiones, la ministra de Cultura "al menos" se pronunció al respecto.
Por su parte, la presidenta del Partido Animalista (PACMA), Silvia Barquero, ha señalado que analizarán el comportamiento de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento por autorizar un espectáculo con animales cuando las leyes prohíben éstos si se modifica el comportamiento del animal. "Habría que asegurarse de que el animal no ha sido sedado ni perjudicado", ha señalado.
Barquero ha lamentado que se "cosifique" al toro utilizándolo como decorado porque es una actitud, a su juicio, contraria, a la actual sensibilización social. No obstante, ha reconocido a Europa Press que están más centrados en la prohibición de actividades donde el maltrato animal es más evidente, como el Toro de la Vega.
En todo caso, el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer, aseguró durante la presentación de la coproducción que el toro que aparece se encuentra "en las mejores condiciones" y que se han cumplido todos los requisitos para su participación en la obra.
"Se han adaptado todos las medidas y los mejores cuidados para que el toro esté perfectamente cuidado", resaltó, al tiempo que negó que el animal haya sido drogado, sedado o se le haya suministrado medicamentos. "Es un toro tranquilo, no necesita absolutamente nada, ha sido elegido por ese carácter", sentenció.