Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último adiós al religioso español infectado con el virus del Ébola

Las cenizas de Miguel Pajares han  llegado acompañadas por el recuerdo de todos, quienes aseguran que el religioso español “era un gran misionero y buen hermano. Ha cumplido bien todos sus deseos”.

El funeral se celebró en el hospital San Rafael en Madrid y después sus cenizas fueron llevadas a un panteón que su orden, San Juan de Dios, tiene en la capital. Pajares, que enfermó de ébola en Monrovia, falleció ayer en el hospital Carlos III después de que el suero experimental no sirviera para luchar contra el virus. Su cuerpo ha sido incinerado y no se le ha practicado la autopsia siguiendo el protocolo.