Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva provincia jesuita de España se erigirá el 21 de junio de 2014

La nueva provincia jesuita de España, que integrará a las cinco provincias jesuitas actuales --Aragón, Bética, Castilla, Loyola y Tarraconense--, se erigirá el 21 de junio de 2014, coincidiendo con la festividad de San Luis Gonzaga. Ese mismo día entrará en el cargo el nuevo provincial de España que será elegido tras un proceso de elección que comienza este mes.
El proceso de integración se inició en el año 2008 con el fin de dar un "mayor y mejor servicio a la Iglesia y a la sociedad", según indicó en ese momento el padre general, Adolfo Nicolás, que definió la unión como "una oportunidad providencial de renovar" su misión y de "crecer en sentido profundo de Compañía". Una tarea, según indicó, que no iba a ser fácil, pero sí "apasionante".
Este proceso se enmarca también en los decretos aprobados por la última Congregación General de la Compañía, donde se apostó por la dimensión global y universal de la misión de los jesuitas, según informa la Compañía en un comunicado.
Mientras, a lo largo de este curso, los actuales provinciales incentivarán la consolidación de las plataformas apostólicas locales y territoriales. Según han precisado en una carta, se asume que "el Espíritu, no la pura organización, es el único capaz de que la aún mucha vitalidad religiosa" de sus provincias "fecunde el mañana".
Además, en el marco del proceso de integración, este lunes han pasado a la jurisdicción del actual provincial de España, Francisco José Ruiz Pérez, los dos últimos sectores apostólicos aún no transferidos: Apostolado Social y Pastoral. Ya en 2010 se transfirió el sector de Formación y Vocaciones; en 2011, el sector de Educación (EDUCSI) y el subsector de Pastoral Juvenil y Colegial; y en 2012, el sector de Educación Universitaria (UNIJES).
Entre las prioridades del sector de Apostolado Social, cuyo delegado para los próximos tres años será el jesuita Alberto Ares Mateos, se encuentran las migraciones; los menores y jóvenes en situación de riesgo social; y la cooperación internacional al desarrollo. Además, se ha asumido recientemente como prioridad la dimensión ecológica que comporta la justicia social.
En el campo de las migraciones su labor no es sólo la atención a inmigrantes en sus centros sino también la interculturalidad, interreligiosidad e integración, trabajo que coordina el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM).
En cuanto al trabajo con menores en riesgo, la Compañía se centra en la prevención afrontando el problema del fracaso escolar. Para ello, cuenta con centros como la Fundación Nazaret, la Fundació Carles Blanc y Fundació La Salut Alta, la Fundación Hogar de San José, la Fundació La Vinya, la Fundación Amoverse y la Asociación del padre Montalvo.
En el ámbito de la cooperación al desarrollo, el sector actúa a través de sus dos grandes ONGD --Alboan y Entreculturas--, además de colaborar con ONG afines, como Intermón Oxfam.
Por su parte, la labor del sector de Pastoral, cuyo delegado para los próximos tres años será el jesuita Álvaro Alemany Briz, se estructura en las áreas de templos, santuarios y parroquias; espiritualidad y ejercicios; fe-cultura-justicia; pastoral universitaria y jóvenes adultos; Apostolado de la Oración (APOR); secretariado para la Familia; y secretariado para la Comunidad de Vida Cristiana (CVX).