Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El viento y oleaje provoca el cierre de paseos marítimos, caída de ramas e incidencias en A Coruña y Lugo

Un tren embistió un árbol caído sobre la vía a la altura de Rábade, aunque sin consecuencias
El temporal por fuerte oleaje en la costa y por viento en tierra ha causado durante la noche varias incidencias, sobre todo en las provincias de A Coruña y Lugo, que han llevado al cierre de paseos marítimos, la organización de dispositivos de seguridad y la retirada de numerosas ramas y árboles caídos.
La situación más complicada se ha vivido en la ciudad de A Coruña, donde ya este lunes fue necesario cerrar a la circulación --tanto peatonal como rodada-- la zona del paseo marítimo, que resultó inundado por el fuerte oleaje.
De madrugada, la pleamar fue todavía más intensa y provocó de nuevo que las olas llegasen hasta las calles de A Coruña, arrastrando arena que los efectivos de emergencias han estado toda la noche limpiando. Aunque la zona entre Modesta Goncuría y la avenida Rubine ya ha sido reabierta al tráfico, se mantiene cerrada para peatones, a los que el ayuntamiento ha pedido precaución.
Del mismo modo, este martes continuarán cerrados parques, jardines, zonas infantiles e instalaciones cercanas al mar en la ciudad herculina y los operarios municipales trabajan para restaurar los semáforos y tendido eléctrico afectado por el agua, así como para reparar mobiliario urbano dañado.
Por precaución, también continúa cerrado para los viandantes el paseo marítimo de Ferrol y todos los municipios de la costa de A Coruña recomiendan cautela a la hora de acercarse al mar, que sigue en alerta naranja.
En Santiago de Compostela, el viento ha desplazado durante la noche una estructura metálica relacionada con las obras del nuevo acceso al Tambre, por lo que la Policía está desviando el tráfico de entrada al polígono y asegurando la zona.
Por su parte, en Lugo la situación también ha sido complicada durante la noche y permanecen cerrados los paseos marítimos de Burela o Viveiro. En la provincia de Pontevedra ha habido menos incidencias, sin embargo, en áreas como Vilagarcía de Arousa recomiendan precaución a la hora de acercarse al mar.
RAMAS Y ÁRBOLES
Aunque en costa el temporal ha sido muy intenso, desde el 112-Galicia han confirmado a Europa Press que, afortunadamente, las incidencias registradas durante la última hora de la tarde y la noche fueron pocas.
Quizás la más relevante tuvo lugar en torno a las 8.30 horas de este martes en la localidad lucense de Rábade, donde un tren embistió un árbol caído sobre la vía a la altura de un paso a nivel. No obstante, la locomotora no sufrió daños y, tras retirar los restos del árbol de la vía, pudo continuar su camino.
En la provincia lucense se produjeron otras alertas también por caída de árboles y ramas en distintas vías, entre ellas en la propia capital provincial.
Del mismo modo, el 112 no tiene constancia de operativos por inundación de casas o bajos que hayan sido de relevancia, aunque sí por caída de ramas y árboles en carreteras de distintas localidades de la provincia de A Coruña, como Cesures, Valdoviño, Vedra, Boqueixón o A Capela. En Santa Comba, los Bomberos tuvieron que desatascar una tajea que había resultado inundada.