Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La prueba del PSA ha mejorado la supervivencia del cáncer de próstata

Un nuevo estudio publicado en la revista 'The Journal of Urology' ha revelado que, pese a sus limitaciones, la introducción del análisis en sangre del antígeno prostático específico, la llamada prueba del PSA, ha permitido una detección más temprana y sensible del cáncer de próstata, mejorando así la supervivencia de los afectados por este tumor en todo el mundo.
Además, los autores de este estudio, pertenecientes al UT Health Science Center de San Antonio (Estados Unidos), reconocen como durante la "era PSA" se han conseguido eliminar las diferencias en la evolución del tumor que había entre la población de origen caucásico y la afroamericana.
La investigación ha analizado tres ensayos clínicos realizados por el Southwest Oncology Group del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos en los últimos 30 años, de los cuales dos se realizaron antes de la introducción de esta prueba en la práctica clínica.
Las poblaciones de pacientes y los criterios de selección fueron comparables en los tres estudios, e incluyeron a pacientes de los centros de cáncer en todo el país que recibieron terapias de privación de andrógenos (ADT, en sus siglas en inglés) similares.
La mediana de supervivencia en el ensayo 'S8494', en el que participaron pacientes de 1985 a 1986, fue de 30 meses, y la mediana de supervivencia en el ensayo 'S8894', en el que participaron pacientes de 1989 a 1994 y ya se utilizaba el PSA, fue de 33 meses.
En cambio, la mediana de supervivencia en el ensayo 'S9346', en el que participaron pacientes de 1995 a 2009, fue de 49 meses, un riesgo un 30 por ciento menor de muerte que en los estudios anteriores.
La interacción de diversos factores de riesgo, tales como el estado avanzado de la enfermedad, la edad, la raza y el índice de masa corporal fueron evaluados y, de este modo, se observó que en el 'S8494' mediana de supervivencia para los hombres afroamericanos fue de 27 meses, mientras que en el 'S9346', la tasa de supervivencia fue de 48 meses, muy similar a la de los hombres de raza blanca.
Según ha reconocido el doctor Ian Thompson, uno de los autores del estudio, al analizar el nivel social de los pacientes no observaron difeencias, de ahí que su hipótesis apunte a que esta mejora se base en una mayor conciencia sobre el cáncer de próstata y a un mejor diagnóstico".
"Aunque no todas las mejoras conseguidas pueden atribuirse estrictamente a la prueba de PSA, no se puede negar que ha desempeñado un papel importante en la prolongación de muchas vidas", ha asegurado.